El día que supe que no era pobre

Ilka Oliva Corado

Eran los primeros días de la década del noventa y Ciudad Peronia comenzaba a llenarse de champas, de gente que llegaba de otros arrabales y del occidente del país a invadir el sector al que ahora se le conoce como El Mirador. Aquellos eran montarrales, calles de talpetate y un mercado al aire libre, un tierrero donde los vendedores tiraban costales y cajas de cartón para que sirviera de mesa para poner sus ventas. Continue reading “El día que supe que no era pobre”

Desarraigo, mi melancolía en 19 poemas 

Mi mundo cambió, no el día que emigré, no al convertirme en extranjera, no al elegir mi auto exilio, ni en la agonía de la diáspora,  mi mundo fue arrancado de raíz la tarde que llegué a mi casita en Ciudad Peronia, en 1998 y  la encontré vacía.
Desde aquella tarde no tengo nido, desde aquella tarde mi mundo se convirtió en un limbo, en un abismo insondable.  Un vacío que desde entonces me devora, y a veces  se convierte en una boca gigante que me traga y en otras en un mar abierto en el que me ahogo. Tiene formas de precipicios en los que caigo, fango por donde me arrastro, fuego que me quema. Un vacío que me arranca la piel, que me enmudece, que me encierra, un vacío que me duele, un vacío como hiel, como astilla, como una herida abierta. Un averno. Continue reading “Desarraigo, mi melancolía en 19 poemas “

Cuando el abusador es un familiar

La migración forzada es una tragedia que parte en dos a las familias que la viven. Es una pérdida total, una pérdida irreparable, porque no hay remesa que logre llenar el vacío de la ausencia, y no hay para quien migra, sosiego alguno; la añoranza es una herida abierta que sangra constantemente en el infortunio de ser extranjero y explotado, estar lejos de lo que más se ama. No hay reparo para el alma de quienes son golpeados por esta vejación, producto de sistemas fallidos, corrompidos y opresores. Continue reading “Cuando el abusador es un familiar”

Venezuela amaneció Chavista y Guatemala vasalla

En el 2015, Guatemala estuvo en el ojo público, se inventaron ir a manifestar los sábados de ir a broncearse, porque para manifestar entre semana no les daban las agallas, allá estaban pues con batucadas, bacinicas, pancartas y chinchines, decían que luchaban contra la corrupción del gobierno; unos más abusivos se auto proclamaron los nietos de Árbenz y andaban carteles con las fotos del pobre hombre. Esa misma gente sigue negando el Genocidio. Continue reading “Venezuela amaneció Chavista y Guatemala vasalla”

Generaciones vencidas

América Latina, con sus multicolores, su fecundidad, sus Pueblos Originarios y sus mártires, es una tierra de contradicciones, entre éstas las generaciones vencidas; acomodadas en la sombra del descaro, el oportunismo y la indolencia. Generaciones que se niegan a una identidad propia y que pisotean todo rastro de memoria y dignidad. Continue reading “Generaciones vencidas”

Tráfico y abuso a migrantes indocumentados en tránsito

Ya de por sí la pesadilla de migrar sin documentos es terrible como para agregarle el ser víctima de trata para explotación sexual, laboral y tráfico de órganos; de hombres, mujeres y niños, siendo las mujeres y los niños los más vulnerables. Sin dejar de mencionar a la comunidad LGBTI que aparte de ser discriminada sufre un abuso mayor debido a la homofobia y patriarcado.

Continue reading “Tráfico y abuso a migrantes indocumentados en tránsito”