Migración venezolana, supuesta crisis cae por su propio peso

Por Elizabeth Borrego Rodríguez * |PRENSA-LATINA.CU

Caracas (PL) La teoría de una crisis humanitaria en Venezuela, causante de un masivo flujo migratorio en la región, sufre el desmontaje de su hipótesis con el retorno voluntario de más de tres mil connacionales.

Desde finales de agosto, las solitudes de repatriación se multiplican en las delegaciones diplomáticas de la nación a través del programa Vuelta a la Patria, mecanismo gubernamental que apoya el regreso de quienes lo requieran.

Cifras oficiales señalan que más de 20 mil venezolanos esperan su inscripción en el plan gubernamental, situación que desmiente nuevamente la campaña difamatoria promovida contra el Ejecutivo de Caracas.

Al intervenir ante de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró que la nación sudamericana es víctima de una agresión económica, política, diplomática y mediática.

Durante el 73 período de sesiones del organismo multilateral, el mandatario recordó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus aliados latinoamericanos promueven sin pudor una acción bélica de control contra el país.

Para apoyarla, los medios de comunicación construyen un expediente con vistas a pretender una crisis humanitaria que utilice los conceptos de Naciones Unidas y justificar así una coalición de países, encabezados Washington y sus gobiernos satélites, dijo.

Por distintas vías se fabrica una crisis migratoria que cae por su propio peso, pretende desviar los verdaderos conflictos humanitarios del mundo y demuestra lo desfavorecido que somos los países del Sur, añadió Maduro.

El jefe de Estado agregó que la construcción de este escenario obvia la situación real de los migrantes latinoamericanos y caribeños perseguidos en la frontera con México, las familias separadas e infantes secuestrados.

No se quiere visibilizar ese asunto, denunció, sin embargo se enfocan en un pretendido conflicto con el mismo esquema de las armas de destrucción masiva en Iraq que justificó la intervención de otros, ahora bajo una gran campaña brutal de guerra psicológica.

VERSIONES EXAGERADAS DEL FLUJO MIGRATORIO

Un informe publicado por la ONU en agosto último sobre el tema, asegura que 1,6 millones de venezolanos emigraron en los últimos tres años, el 90 por ciento de ellos a naciones de América del Sur.

El balance del organismo indica que 2,3 millones de connacionales viven en el extranjero, un flujo en ascenso durante los últimos tiempos a causa del agravamiento de la guerra económica que impulsan sectores oligarcas contra la gestión gubernamental.

Sin embargo, las cifras manejadas por algunos medios de prensa distan de los números publicados por el organismo multilateral.

En recientes declaraciones a la prensa, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, denunció la manipulación de este tema por gobiernos de la región que se niegan a mostrar los supuestos datos de desplazados que confirman una crisis humanitaria.

Caracas envío más de 40 notas diplomáticas al autodenominado Grupo de Lima para conocer ese balance y no recibió respuesta, subrayó la vicepresidenta.

La pretensión es convertir un flujo migratorio normal en un conflicto de derechos humanos que justifique una acción militar contra Venezuela: la instrumentalización política y la doble intención resultan obvias, reiteró.

A esto se suma una campaña a través de plataformas sociales y medios de prensa que promueven mejores oportunidades en otros territorios, de acuerdo con las autoridades de Caracas y los testimonios de los repatriados.

‘Cualquier investigación que se adelantara sobre el éxodo de venezolanos al exterior concluiría en que las redes sociales, y algunos medios de comunicación, fueron los factores fundamentales que estimularon la salida de muchos’, escribió al respecto el periodista Eleazar Díaz Rangel.

El experto agregó que ciertos políticos de la oposición contribuyen además a promover este flujo, al presentar ‘una Venezuela sin futuro, una situación llena de incertidumbres y con pocas posibilidades de mejorar’.

Los resultados para la entrada ‘crisis humanitaria’ en Venezuela en redes sociales mostraron en agosto último 140 mil 500 resultados mientras que, para una nación en guerra como Siria, apenas alcanzaron 29 mil.

A estas cifras, aportadas por el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, se suman más 187 noticias falsas publicadas ese mes sobre el tema, que sustentaban entre otros argumentos, el incremento de la infidelidad en Colombia a causa de los venezolanos.

‘A los migrantes los ponen en un campamento, los agrupan para tomarle una foto, no los integran a programas sociales o apoyan de ninguna manera’, denunció.

La campaña además fomenta el odio hacia los connacionales a la vez que obvia el asesinato de más de una docena en Colombia, Perú y México o los crímenes de tráfico humano y prostitución padecidos, manifestó el titular.

VENEZUELA RECIBE A SUS CONNACIONALES

En medio de esta realidad, el Ejecutivo que encabeza Nicolás Maduro continúa su plan de repatriación para connacionales en estado de vulnerabilidad, que recibe además el reconocimiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Al respecto, la vicepresidenta Rodríguez recordó que Venezuela se ubica como el segundo país con menor flujo de emigrantes hacia el exterior, mientras Colombia se posiciona como el primero en este indicador.

Mencionó reportes del monitoreo de flujos migratorios, según los cuales apenas el cinco por ciento de los venezolanos radicados en la vecina nación pretende quedarse allí.

Las versiones de venezolanos que recorren el mundo no muestran la verdad que viven en otras naciones de la región, subrayó además en referencia a los testimonios de algunos de los integrados al plan Vuelta a la Patria.

‘Nos decían que llegaríamos a un refugio donde nos atenderían y después de un mes tendríamos trabajo. Todo era mentira; llegamos acá y nos tiraron a la calle’, contó a los medios nacionales uno de los repatriados desde Boa Vista, Brasil.

Hasta la fecha, la cifra total de venezolanos retornados asciende a más de tres mil 400, procedentes de Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Argentina, República Dominicana, Chile y Panamá.

arb/wup/ebr

*Corresponsal de Prensa Latina en Venezuela.

Anuncios