PARTIDO LIBERAL COLOMBIANO: ¡INCOHERENCIA IDEOLÓGICA Y CORRUPCIÓN!

No imaginamos como sería la vergüenza que hubieran experimentado los patricios  liberales Doctores  Alberto Lleras Camargo y Carlos Lleras Restrepo al ver el destino del más glorioso de los partidos políticos de nuestra patria, vuelto hoy un verdadero circo, nido de bufonadas y desprecio por parte de los demás partidos políticos de Colombia a causa del manejo errático que le han dado sus dirigentes a través de los años, en donde solo lo han manejado como punto central de sus actuaciones: su ambición desmedida,  su vocación a la corrupción, su falta de seriedad y su tendencia a hacer de él  un generador de clanes familiares, de sanedrines descarados, roscas evidentes, círculos cerrados de malandrines.

Hoy los vemos desgarrando sus vestiduras y llorando como plañideras luego de haberlo envilecido y sin haber puesto de su parte nada para salvarlo, si es que en  un estado de postración  a que lo llevaron muchos de sus dirigentes, precisamente muchos de quienes firman una carta dirigida al Directorio Nacional Colombiano del Partido Liberal o lo queda de él, hoy en manos del prestidigitador sempiterno Dr. César Gaviria, quien seguramente será su enterrador oficial, como lo fue de nuestras desgracias comerciales cuando implantó la fatídica Reforma Económica en su poco recordado gobierno.

Casi todos quienes firman la carta de desbandada o de renuncia al partido Liberal, en cierto momento del ejercicio como Liberales y como funcionarios en cuotas del partido, como senadores, como Representantes a la Cámara,  como diputados a las Asambleas, como Concejales, y todos quienes ostentaron cargos de importancia y se nutrieron de la miel del poder, hoy creyendo que con  su renuncia se liberan de las responsabilidades, están muy equivocados, puesto que ellos también cohonestaron las causas  que llevaron al fracaso del Partido Liberal y a la ruina de sus ideales.

Seguramente, la  historia de Colombia  se encargará de señalar el grado de culpabilidad que le corresponda a quienes fueron dirigentes y usufructuarios del partido en desgracia, aquellos que hoy le dan la espalda en lugar de hacer un esfuerzo para rescatarlo de las viejas prácticas políticas y de la corrupción que son, sin duda, las causas evidentes de todos los males de los partidos políticos, sin excepción  alguna, ya que los otros partidos tienen las mismas responsabilidades en el deterioro moral de las costumbres políticas imperantes y a ellos también les será pasada la cuenta de cobro, mientras se solazan viendo las dificultades del partido liberal a través de las persianas de sus oficinas y residencias, como si estuvieran libres de pecados…Como si fueran mansas palomas…

Nosotros quienes hace mucho tiempo fuimos y obramos como miembros del partido liberal en diferentes labores partidistas ad-honoren, sin beneficiarnos ni de un peso de los políticos ni del erario público, hace varios años renunciamos al partido para liberarnos del lastre de tener que aceptar  los falsos postulados ideológicos de los políticos de oficio y así poder denunciar las cosas malas de los partidos como ciudadanos libres pensadores, que no tenemos deudas con ningún político  que nos obligue a vender nuestros ideales.

JOSE NELSON RODRÍGUEZ MELO (Asociación de Escritores)

Anuncios