Cuba dispuesta a dialogar sin condicionamientos a la soberanía

La Habana, 17 sep (PL) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, precisó que el Gobierno y pueblo de la nación caribeña apuestan hoy por un diálogo respetuoso con los Estados Unidos y sin condicionamientos a la soberanía nacional.

‘No aceptaremos imposiciones y menos de los Estados Unidos. No se puede dialogar cuando una de las partes pretende que te sometas a sus directrices’, enfatizó el jefe de Estado en una entrevista exclusiva concedida a la cadena multinacional Telesur.

En su primera entrevista con un medio de comunicación internacional, Díaz-Canel, disertó sobre los temas relevantes de la realidad cubana que incluyen la reforma constitucional, el bloqueo impuesto por el Gobierno estadounidense, y la situación de injerencias que enfrentan varios países latinoamericanos.

El mandatario cubano manifestó que los primeros cuatro meses de su gestión han sido un periodo de mucha experiencia y reflexión, donde centró su labor en establecer vínculos, debates y diálogo permanente con la población, además de estar en los lugares donde se aborden los temas más complejos de la realidad del país.

Asimismo, subrayó como otro de los elementos que direccionan el trabajo gubernamental actualmente en Cuba, en que ‘los dirigentes sean capaces de usar como un arma fundamental, como un instrumento de trabajo, la comunicación social’.

Por otra parte, Díaz-Canel subrayó que ‘el principal obstáculo para el desarrollo del país, lo que más golpea la vida cotidiana de los cubanos, y también la vida económica y social, es el bloqueo impuesto por los Estados Unidos, que es una práctica brutal, un hecho de lesa humanidad’.

Explicó que por más de medio siglo las autoridades estadounidenses interfieren en el flujo regular de capitales hacia la Isla, así como ponen freno a las inversiones extranjeras.

En ese sentido, remarcó que Cuba no es una amenaza para ningún país. ‘Nosotros lo que tenemos es una voluntad y una vocación por la justicia social, por construir una mejor nación’.

Díaz-Canel destacó que a pesar del bloqueo, su gobierno está centrado en la actualización del modelo económico y social, previsto en la reforma constitucional, cuyo debate popular se lleva a cabo el país desde el 13 de agosto.

Ante las críticas de los sectores reaccionarios al proceso socialista cubano, el mandatario señaló que el Gobierno nunca renunciará a su ideología ni a los valores de la Revolución.

Díaz-Canel desestimó el llamado de los contra-revolucionarios a no participar de la votación a la reforma constitucional, que se llevará a cabo en febrero de 2019, al destacar ‘…confío plenamente en la participación popular’.

En otros temas, el mandatario cubano se refirió a la situación de asedio económico, político y social que viven varios países de Latinoamérica, e hizo especial énfasis en la realidad de Venezuela.

En ese sentido, saludó al pueblo venezolano, y denunció el bloqueo económico y financiero que vive el país sudamericano. ‘Venezuela y su pueblo saldrán victoriosos, resistan y vencerán’, enfatizó.

Con respecto a la salida de Ecuador y Colombia de los organismos de integración y solidaridad, como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuesta América (ALBA-TCP) y la Unión de Naciones Sudamericana (Unasur), el presidente destacó que ‘desunirnos daría la posibilidad de que se destruyeran las construcciones sociales y políticas de la región’.

TGJ/ODF | PRENSA-LATINA.CU

Anuncios