Instan a ente indígena de Ecuador a reconocer rol de Unasur

Quito, 30 ago (PL) El Premio Nobel de la Paz en 1980, Adolfo Pérez Esquivel, instó a la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) a reconocer el rol de la Unasur, cuya sede será transformada en universidad de ese ente.

Mediante una carta abierta, publicada por la televisora latinoamericano Telesur, el intelectual argentino recordó a la instancia ecuatoriana el papel preponderante de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) para evitar y denunciar intentos de derrocar gobiernos en Bolivia, Ecuador, Paraguay y Honduras, entre otros países.

‘Los desafíos son grandes en estos momentos que vivimos donde los golpes de Estado mediáticos, judiciales y parlamentarios en todo el continente, acompañados por la remilitarización, el aumento de la pobreza y la marginalidad, condicionan nuestro presente e hipotecan nuestro futuro’, advirtió.

Según explicó, en la actualidad los pueblos están sometidos a políticas de exclusión, pobreza y pérdida de derechos cuyas conquistas fueron y aún son altamente costosas.

En ese sentido, aclaró que la Conaie es ejemplo de resistencia y lucha en defensa de los valores, identidad y pertenencia de los pueblos originarios e insistió en la relevancia del bloque regional para la integración y la defensa de la soberanía y la democracia de los 12 estados miembros.

Tras recordar que la Unión prevé garantizar derechos a la vida, los territorios y culturas, expresó que ‘Lenín Moreno, junto a otros mandatarios de países con políticas neoliberales, están buscando destruir estos espacios de integración y participación continental como la Unasur, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el Mercado Común del Sur (Mercosur)’.

En ese sentido señaló que los pueblos indígenas de Ecuador siempre estuvieron presentes en la lucha por sus derechos y libertad, y sería lamentable si aceptan el ofrecimiento del gobierno de convertir la sede en universidad.

A su juicio, esa iniciativa solo busca desproteger las democracias de los pueblos de la región.

En su misiva Pérez Esquivel aclaró que se dirigió a la Conaie, guiado por la hermandad y solidaridad con los pueblos originarios de la Abya Yala, como muchos denominan hoy al continente americano, e insistió en su esperanza de que la Confederación recapacite en su decisión de aceptar el ofrecimiento.

El pasado mes de julio, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, hizo pública la determinación de entregar el edificio de la Unasur al movimiento indígena para establecer allí la sede de la Universidad Pluricultural de las nacionalidades y pueblos, anuncio ampliamente criticado dentro y fuera de este territorio andino.

mgt/scm

https://www.prensa-latina.cu

Anuncios