Congreso Constituyente de la clase obrera garantizará la recuperación económica

El presidente de la República, Nicolás Maduro, convocó este miércoles a la clase obrera a un Congreso Constituyente, con el objetivo de buscar las acciones y definir los términos que permitan garantizar la recuperación económica del país.

“Convoco a toda la clase obrera. Los convoco a que instalemos un gran congreso constituyente para debatir los términos del programa de recuperación económica y los términos de la participación de la clase obrera en esta batalla por la recuperación y la revolución productiva de Venezuela. Convoco a toda la clase obrera a Congreso Constituyente”, expresó el jefe de Estado en transmisión conjunta de radio y televisión.

Desde el Palacio de Miraflores, en Caracas — durante una reunión con miembros de los sindicatos — el Mandatario Nacional enfatizó que de este congreso, que debe realizarse en los próximos 15 días, deben salir propuestas concretas que permita crear el camino del crecimiento y estabilidad económica, en el marco de la Recuperación económica y de acuerdo a 9 líneas de desarrollo económico.

“La clase obrera (debe ser) el motor verdadero, real, concreto (…) de una revolución económica productiva, que estabiliza el país y lo coloque en la senda del crecimiento, la prosperidad, la tranquilidad, la felicidad económica que tiene derecho nuestro pueblo”, subrayó.

Señaló que este programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica consta de nueve líneas de desarrollo, que fueron elaboradas tras todas las propuestas presentadas por los sectores económicos del más de 60 países del mundo.

“Este programa de recuperación económica ha nacido de la experiencia de estos años en la lucha contra el modelo de guerra económica”, indicó el mandatario venezolano.

“Llegamos a un punto donde ya se agotó el modelo de guerra económica y había que dar un paso adelante en un programa de recuperación”, agregó.

En este sentido, recordó que el Gobierno Nacional ha ejecutado aproximadamente 40 aumentos salariales para hacerle frente a la batalla económica perpetrado por sectores de la derecha, que tenía como fin generar caos y desestabilizar a la nación.

De igual forma, se implementó el Carnet de la Patria, para así poder atender a las familias más vulnerables, no obstante, por la guerra no convencional — caracterizada por la especulación y los sobreprecios — no alcanzaba para cubrir las necesidades del pueblo, que estuvo “tres años en resistencia, a la defensiva, frente a decisiones de la oligarquía económica y a la guerra económica nacional e internacional”.

“Con el salario mínimo no se podía comprar ni 100 gramos de queso ¿Cómo se defendería el pueblo? Con los Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), con los bonos del carnet de la patria y estirando en la calle por granitos el salario y cestaticket”, manifestó.

Foto: prensa Miraflores

Anuncios