Coronell revela ‘sombríos’ personajes que presionaban testigos a favor de Uribe

VOCES

 El periodista Daniel Coronell publicó este domingo una columna en la que, nuevamente, revela pruebas que hundirían cada vez más al expresidente Uribe con al investigación que lleva en su contra la Corte Suprema de Justicia por manipulación de testigos.

El columnista se despacha contra la estrategia mediática y política que siembran los simpatizantes de Vélez para desviar la atención de lo importante dentro del caso, y los refuta fuertemente mostrando tres personajes que estuvieron en contacto con Juan Guillermo Monsalve para intentar que cambiara su testimonio y no afectara al senador del Centro Democrático.

Coronell dice que los uribistas pretenden hacer ver que es más grave el hecho que Juan Guillermo tuviera un reloj que le permitiera grabar las conversaciones, que la misma realidad que se presenta a través de estas pruebas, con las cuales el expresidente resultó encartado dentro de la investigación en la Corte sobre la que tiene que responder en indagatoria.

Después de señalar las bajas estrategias del uribismo para de una manera mediática desviar la atención de lo sustancial y relevante del caso, procede a mostrar con pruebas de todo tipo como los personajes Carlos Eduardo López Callejas, alias ‘Caliche’; el abogado de confianza de Uribe, Diego Javier Cadena, y el convicto Enrique Pardo Hasche, estuvieron visitando en la cárcel a Juan Guillermo Monsalve con fines de favorecimiento para el senador Uribe.

‘Caliche’, quien resulta ser antiguo compañero de Monsalve y además ha tenido contacto con el congresista uribista Álvaro Hernán Prada, el cual también está llamado a indagatoria por parte de la Corte, se exhibía a través de sus redes sociales con toda una vida de “narco” mostrando armas y automóviles de lujo. Carlos Eduardo menciona en una grabación, prueba del caso, al congresista Prada y “otros amigos”, quienes lo buscaban para que convenciera al testigo Monsalve de retractarse de sus versiones sobre Uribe.

Este es el personaje al que se le escucha decir que necesita rapidamente las grabaciones de Monsalve, porque pronto se acabaría el término para presentar un recurso para favorecer a “el chaparrudo” y “el viejo”, apodos con los que se refieren a Uribe, según Coronell.

Callejas asegura en la grabación que realmente fue enviado por Uribe y no tiene motivos para inventar algo de tal calibre. “¿Si no pa’ qué me pongo yo a abrir la hijuepucha jeta? ¿para qué me pongo a decirle?”, dice ‘Caliche en la grabación. La historia con este personaje termina en que ha intentado negar todo, aduciendo que todo fueron inventos de él mismo para engañar a Monsalve.

Sobre el abogado Diego Javier Cadena, el cual según Coronell es conocido por encargarse de colaborar con políticos para librarlos de sospechas en todo caso, apoyándose de la ayuda de narcotraficantes y además de haber sido abogado de Diego Montoya, alias ‘Don Diego’, y Diego Pérez, alias ‘Diego Rastrojo’. Su más reciente cliente reconocido resulta ser el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien lo encargó supuestamente para visitar cárceles del país y de Estados Unidos para buscar testimonios que lo favorezcan.

Sobre este abogado existen grabaciones hechas por la esposa de Monsalve, en donde se le escucha explicar a la mujer que debía hacer a su esposo firmar unos documentos en los que expresaba su retractación; de la reunión, presuntamente, Uribe estaba totalmente enterado y pendiente, tal y como lo revela el noticiero de RCN.

La columna muestra como Cadena titubea sobre su cercanía con el senador Álvaro, relación que Coronell demostró con fotografías del propio Facebook del abogado, en donde aparece con Uribe y Francisco Santos. En una de estas fotografías logra verse en una de las mesas donde está compartiendo con el senador del Centro Democrático, un documento con el logo de la Fiscalía General, dicha imagen data del 10 de mayo de 2017.

Concluyendo con el tercer y último personaje que estuvo en la labor de convencer a Monsalve para cambiar sus testimonios, resulta ser el convicto Enrique Pardo Hasche, quien paga una pena de 29 años de prisión por secuestro. Este sería el mismo que se ve en el polémico video dentro de la cárcel grabado por el mismo Monsalve, donde está pidiéndole que haga cambios en sus declaraciones para inculpar al senador del Polo Iván Cepeda y salve el nombre de Uribe.

En las grabaciones se le escucha decir como Cepeda se irá “para abajo” al igual que la izquierda del país, motivo por el que trata de convencer al testigo para que se cambie de lado, “para el lado de este señor” (refiriéndose al parecer a Uribe), quien supuestamente los ayudará “cuando sea presidente”.

Según explica Coronell, Hasche estaba seguro que Monsalve quería retractarse, pero lo acusaron de estar presionando para que el testigo consumiera las comidas suministradas por el Inpec, con las que presuntamente lo pretendían envenenar.

Con todas estas pruebas, el periodista insiste en demostrar lo absurdo del uribismo y sus intentos por declarar toda esta investigación como un complot contra Uribe, lo cual queda todo en ridículo al ver la existencia de elementos tan contundentes como todos los presentados.

VOCES

Anuncios