Nicaragua nos pertenece a todos; Daniel Ortega

Managua, 30 may (PL) Nicaragua nos pertenece a todos y aquí nos quedamos todos, expresó hoy el presidente de la República, Daniel Ortega, durante un masivo acto al que acudieron miles de ciudadanos para respaldar a su gobierno y defender la revolución sandinista.

Concentrados en la capitalina avenida de Bolívar a Chávez, Ortega aseguró a los presentes que Nicaragua no es propiedad privada de nadie.

Asimismo, el mandatario subrayó que las venas del país son todos los nicaragüenses, independientemente del pensamiento político, religioso e ideológico que profesen. ‘Dios nos dio esta tierra a todos los nicaragüenses’, apostilló.

El jefe de Estado lamentó el dolor que vive la nación, a raíz de una ola de violencia desatada el pasado 18 de abril, cuando protestas en contra de una reforma del gobierno al seguro social, ya derogada, derivaron en enfrentamientos y actos vandálicos, con un saldo de más de 80 muertos.

Cuanto dolor (…) dolor que viene recorriendo estos días, todavía hoy cuando un joven que se disponía a llegar a este acto perdió la vida a manos de grupos violentos, expresó.

El jefe de Estado se refirió así a los hechos en los cuales una persona murió y otras 22 resultaron heridas durante un ataque a una caravana sandinista en el municipio La Trinidad, en el departamento de Estelí (norte).

Desgraciadamente estamos viviendo momentos en los que el odio está sacando las uñas, cuando teníamos un país en paz, el odio tratando de destruir ese país que teníamos en paz, esa Nicaragua admirada ya en el mundo por sus capacidad de reconciliación, señaló.

Ortega sostuvo que precisamente esa capacidad era lo que más se admiraba en el mundo después de años de terribles conflictos armados en el país, en los que murieron más de 50 mil personas.

Miles de nicaragüenses se concentraron en la citada avenida para expresar su respaldo a la revolución sandinista y conmemorar, a través de una cantata, el Día de las Madres.

Los presentes portaron banderas rojinegras del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y la enseña nacional azul y blanca, así como carteles con frases que abogan por la paz y la no violencia.

Entre los participantes también se observaron a madres de los héroes y mártires que perdieron la vida durante la gesta revolucionaria, que en julio de 1979 puso fin a décadas de dictadura y abrió una etapa de cambios transcendentales en el país.

ro/acl/cvl

Anuncios