Campaña por Nobel de la Paz para Lula rebasa las 256 mil firmas

Brasilia, 11 may (PL) Más de 256 mil personas adhirieron hasta hoy a la solicitud de otorgamiento del Premio Nobel de la Paz 2019 al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso político en la ciudad de Curitiba.

La campaña fue concebida por el luchador argentino por los derechos humanos y Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel como forma de prestar solidaridad a Lula, encarcelado en la Superintendencia de la Policía Federal (PF) en la capital paranaense desde el pasado 7 de abril.

El propósito es alcanzar las 300 mil firmas, dijo hoy en su sitio web la Central Única de los Trabajadores (CUT) de Brasil y resaltó el hecho que otros premios Nobel de la Paz ya suscribieran la petición: la indígena guatemalteca Rigoberta Menchú y el egipcio Mohame ElBaradei.

Condenado sin pruebas a 12 años y un mes de cárcel en un proceso que abogados de la defensa del ex presidente consideran plagado de ilegalidades y con claros propósitos políticos, Lula fue privado semanas atrás por la jueza federal de Paraná Carolina Lebbos de encontrarse con Pérez Esquivel, quien solicitó visitarlo.

En carta dirigida al Comité Nobel Noruego argumentando su propuesta, el titular del Servicio Paz y Justicia (Serpaj) de Argentina destacó el combate contra el hambre y la pobreza desplegado por los gobiernos de Lula entre los años 2003 y 2010 en ‘un país que clasifica entre los de mayor desigualdad estructural en el mundo’.

Programas como Hambre Cero y Bolsa Familia sacaron de la pobreza extrema a más de 30 millones de personas, convirtiendo a Brasil en un modelo exitoso mundialmente reconocido por organismos internacionales como la FAO, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Mundial, resaltó.

También hubo una reducción de la tasa de desempleo cercana al 50 por ciento; la desigualdad cayó 0,9 por ciento por año como promedio, y la implementación de programas de educación y salud pública elevó el Índice de Desarrollo Humano de Brasil elaborado por el PNUD.

El gobierno de Lula -subrayó- ‘fue una construcción democrática y participativa con medios no violentos que elevó el nivel de vida de la población y dio esperanzas a los sectores más necesitados’.

Somos muchos los que creemos que el Premio Nobel de la Paz para Lula da Silva ayudará a fortalecer la esperanza de poder seguir construyendo un nuevo amanecer para dignificar el árbol de la vida, concluyó Pérez Esquivel.

jcm/mpm/cvl

Anuncios