Piden declarar muerte de Gaitán como crimen de lesa humanidad

Bogotá, 9 abr (PL) Al cumplirse hoy 70 años del Bogotazo, los familiares del excandidato presidencial colombiano Jorge Eliécer Gaitán (1903-1948) y miembros de la Comisión de la Verdad pedirán que su muerte sea declarada delito de lesa humanidad.

La solicitud se hará a la Fiscalía General de la Nación tras considerar que hubo inexactitudes en la investigación sobre el magnicidio, tanto en el manejo de pruebas, como en los diagnósticos de la psiquiatría forense.

El anuncio se hará oficialmente en un acto de homenaje al prócer colombiano en la Universidad Libre de Bogotá, confirmaron a la prensa sus organizadores.

Agregaron que será el padre jesuita Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, quien junto a otros especialistas, entregará declaraciones sobre las razones por las cuales acudirán a la Fiscalía.

Para conmemorar el Bogotazo este día también la Alta Consejería para las Víctimas y el Museo Nacional proponen diferentes actividades culturales y audiovisuales alusivas a los sucesos del 9 de abril de 1948.

También está previsto el lanzamiento del libro ‘Almas que escriben’ en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación. Asimismo el próximo miércoles se realizará el conversatorio ‘Hoy como en 1948’, sobre las repercusiones del Bogotazo en la sociedad.

El crimen de Gaitán, tras el que sobrevino una espiral de desmesurada violencia en el país, continúa hoy día sin esclarecerse.

Al momento de su asesinato el candidato del partido Liberal, con un discurso antioligárquico y a favor de los desposeídos, era el favorito para ganar la presidencia en el período 1950-1954.

Baleado a quemarropa, Gaitán no pensaba que fueran a matarlo. Decía: ‘La oligarquía colombiana no me mata, porque sabe que, si lo hace, el país se vuelca y pasarán muchos años antes de que las aguas regresen a su nivel normal’.

De hecho, el movimiento gaitanista y los sectores populares, que eran su principal base electoral, salieron ese día y los siguientes enardecidos a las calles en repudio al asesinato y fueron masacrados. El trascendido en la historia del país como el Bogotazo dejó un saldo de unos tres mil muertos y desaparecidos.

Para el historiador colombiano Jorge Serpa a partir del 9 de abril de 1948 se recrudeció en Colombia la exclusión y persecución política del contrario y se hizo patente la crisis de legitimidad del Estado.

Como dato adicional ha trascendido en la historia que justamente el día en que Gaitán murió tenía una cita pactada horas más tarde con el estudiante de Derecho y posterior líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

El joven de 21 años de edad participaba en Bogotá en un Congreso Latinoamericano de Estudiantes que se oponía a la injerencia de Washington en la región, expresada entonces en la IX Conferencia Panamericana, que por esos días se reunía en Colombia y de la que surgió la OEA (Organización de Estados Americanos).

agp/tpa

Anuncios