Los bosques de Etiopía, un recurso subvalorado (+Fotos)

Por Richard Ruíz Julién*

Addis Abeba (PL) En Etiopía, la segunda nación más poblada de África después de Nigeria, los legisladores intentan hacer que el desarrollo económico sea más sostenible.

Uno de los desafíos que enfrentan, de acuerdo con expertos, es que la contabilidad tradicional no considera adecuadamente las contribuciones de la naturaleza a la economía de un país.

Los bosques de Etiopía cubren aproximadamente el 14,7 por ciento de su superficie terrestre, y los matorrales representan otro 44,7 por ciento, pero el valor de estos ecosistemas para la economía nacional no se entiende bien, consideran analistas.

Por ejemplo, plantea Tefera Mengistu Woldie, coordinador nacional del Fortalecimiento Institucional para el Programa de Desarrollo del Sector Forestal en el Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de Etiopía, el Sistema de Cuentas Nacionales se usa para calcular el Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, no está claro si ese sistema captura por completo los ingresos que producen los bosques.

Las estadísticas oficiales del Ministerio de Finanzas y Cooperación Económica muestran que la contribución del sector forestal es del 3,8 por ciento del PIB.

Pero un informe de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente concluye que los bosques generaron beneficios económicos en forma de dinero en efectivo e ingresos en especie equivalentes al 12,86 por ciento del PIB en 2012 y 2013.

Así, en 2014, el gobierno de Etiopía solicitó al Programa de la ONU para Reducir Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal (REDD), apoyar al país para evaluar la contribución de los ecosistemas forestales al ingreso nacional.

El informe resultante del Medio Ambiente de las Naciones Unidas, recientemente analizado por los parlamentarios de esta nación del Cuerno africano, evaluó, por primera vez, las contribuciones económicas de los bosques de Etiopía.

etiopia-2

HALLAZGOS PRINCIPALES

Los bosques generaron beneficios económicos en forma de ingresos en efectivo e ingresos en especie equivalentes al 12,86 por ciento del PIB en 2012 y 2013; de esto, el 6.09 por ciento se atribuye a las industrias forestales.

Esto significa que los ingresos forestales han sido infravalorados en alrededor del 38 por ciento, porque las estadísticas oficiales muestran que la contribución del sector es del 3,8 por ciento (2015), opina Ivo Mulder, coordinador de Finanzas y Sector Privado de ONU-Medio Ambiente del Programa ONU-REDD.

La contribución de los ecosistemas forestales (incluidos el secuestro de carbono, la polinización de cultivos, la conservación de suelos agrícolas y el control de la descarga de agua a arroyos y ríos) a otros sectores, en particular la agricultura, está valorada en un 6,77 por ciento del PIB.

A su vez, los ganaderos de forraje que permiten que sus animales pacen en tierras forestales valían alrededor del 3.5 por ciento del PIB, mientras el valor agregado del combustible de madera se estima en alrededor del 4.5 por ciento.

Foto-3

ESTRATEGIA DE ECONOMÍA VERDE

Las autoridades etíopes lanzaron una Estrategia de Economía Verde y Resiliente al Clima en 2011, con el objetivo de alcanzar el estatus de ingreso medio para el país, para 2025, mientras sigue un camino de crecimiento neutral como el carbono; la implementación de REDD + es uno de los pilares de la Estrategia.

El plan reconoce que la deforestación y la degradación forestal deben revertirse para que se pueda cumplir con los objetivos de desarrollo.

El combustible de madera representa más del 80 por ciento del suministro de energía de los hogares en Etiopía y es particularmente importante en las zonas rurales.

etiopia-3

BENEFICIOS DEL ESTUDIO

Los hallazgos del estudio pueden ayudar a fortalecer el proceso nacional de REDD + en Etiopía, entre otras cosas, permitiendo a las agencias gubernamentales pertinentes comprender en qué medida los bosques sostienen la economía, creando así apoyo entre los diferentes ministerios para la implementación del programa, sostiene Tefera Mengistu.

Asimismo, los resultados podrían servir de base para actualizar el Sistema de Cuentas Nacionales con una explicación más precisa de los beneficios derivados de los bosques en el PIB, particularmente los ingresos de subsistencia o en especie, como forraje para ganado, leña y madera en rollo.

Según Mulder, dichas conclusiones y recomendaciones podrían incorporarse en la Estrategia Nacional REDD + y posiblemente también se reflejarían en el Plan de Crecimiento y Transformación 2 de Etiopía (GTP2) o cualquier producto e informe posterior basado en este último.

El estudio de valoración económica de UN Environment ha hecho visible lo ‘invisible’ al destacar cómo los bosques contribuyen no solo al valor agregado del sector forestal, sino también a otras industrias no forestales, tanto en efectivo como en ingresos en especie.

Implementar la Estrategia de Resistencia al Cambio Climático y Economía Verde, por lo tanto, tiene sentido. Al hacerlo, Etiopía puede salvaguardar el capital natural, incluidos sus bosques, recursos sumamente valiosos valiosos para el país.

etiopia-4

arb/rrj

*Corresponsal de Prensa Latina en Etiopía.

addis_ababaAddis Ababa, Capital de Etiopía

 

Anuncios