Defensa prevé operación de guerra contra Lula para asegurar encierro

Brasilia, 23 mar (PL) La defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva prevé hoy una ”operación de guerra, incluso con denuncias en los medios” por parte de quienes buscan garantizar su encierro.

El ataque tendría como propósito derribar los votos de los ministros del Supremo Tribunal Federal (STF) que ayer aprobaron por mayoría la admisibilidad del habeas corpus de Lula con la esperanza de asegurar que éste sea preso y silenciado en 2018, opinó el analista político Paulo Moreira Leite.

Aun cuando sea solo una decisión provisional, pues el juzgamiento de mérito tendrá lugar el 4 de abril próximo, el impacto benéfico del resultado de la víspera para las garantías democráticas y la democracia brasileña es innegable, con influencia sobre el destino de buena parte del mapa político de 2018, acotó.

El columnista del diario digital Brasil 247 significó, además, que la votación de 7-4 mostró ‘una postura diferenciada del STF en relación a Lula’, cuando se compara con la unanimidad en contra del exdignatario exhibida tanto por el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), como por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Por su parte, y en un reciente comentario, el integrante del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (IDEA) Jefferson Miola calificó de anormal la unanimidad mostrada por esas dos instituciones.

En el tribunal de excepción de Lava Jato (TRF4), los tres jueces decidieron increíblemente de manera idéntica. Ellos combinaron hasta en los detalles el tiempo de prisión que atribuirían al expresidente Lula (12 años y un mes), señaló.

Miola hizo notar que también en el STJ los cinco jueces, todos con argumentos falaciosos por igual, se negaron a conceder el habeas corpus preventivo para proteger a Lula de una prisión ilegal, sin sentencia condenatoria transitada en juzgado, como establece la Constitución Federal.

El proceso contra Lula -enfatizó- suscita críticas de la comunidad jurídica nacional y extranjera, además, produce una extraña unanimidad en sectores del Poder Judicial brasileño. Esta unanimidad evidencia el carácter totalitario de ese Poder en estos tiempos de excepción y de autoritarismo mediático-judicial, reiteró.

Al presentar ayer sus alegatos, el abogado José Roberto Batocchio advirtió que la decisión del TRF-4 de apresar al expresidente una vez agotados los recursos en esa instancia amenaza de extinción dos preceptos del ordenamiento jurídico democrático brasileño: la Constitución Federal y el Código de Proceso Penal.

Batocchio dijo sentirse frustrado cuando ve que ‘los tribunales empiezan a legislar’ y reclamó del STF el juzgamiento inmediato de dos Acciones Directas de Constitucionalidad que cuestionan precisamente la posibilidad de prisión en segunda instancia, violando así el principio de la presunción de inocencia.

mgt/mpm

Anuncios