Presidente peruano no sabe qué hará si llega Maduro a Cumbre

Lima, 5 mar (PL) El presidente Pedro Pablo Kuczynski reconoció que no sabe qué hará si el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, llega, como ha anunciado, para asistir a la VIII Cumbre de Las Américas, pese a que el gobierno peruano le retiró la invitación.

En una entrevista en el programa de la televisión estatal ‘Ama Lulla’ (No seas mentiroso, en idioma quechua), el gobernante trató el tema ligeramente, pues enfocó su presentación en defenderse de un proyecto parlamentario para destituirlo por indicios de corrupción, eventualmente antes de la cumbre de abril.

‘No voy a especular sobre qué puede pasar si aterriza en Lima y no se le deja bajar del avión. Tengo que hablar con el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, con la Policía y con la ministra de Relaciones Exteriores (Cayetana Aljovín)’, dijo ante una pregunta.

Importantes fuerzas políticas y sociales y diplomáticos consideran unilateral y contraria a las normas de la Cumbre de las Américas y la práctica diplomática la decisión del gobierno de Kuczynski de excluir a Venezuela de una cita multilateral sin consultar a los demás participantes.

La marginación de Maduro fue condenada por el comité de organizaciones sociales y políticas preparatorio de la Cumbre de los Pueblos, a realizarse paralelamente a la cita oficial, que se realizará en su fase presidencial el 13 y el 14 de abril.

La convocatoria de la reunión señaló, además, que Estados Unidos y sus gobiernos aliados en la región pretenden usar la Cumbre de las Américas.

El objetivo de ese aprovechamiento, añade, es ‘promover el proyecto económico de la Alianza del Pacífico y los intereses del Grupo de Lima’, de gobiernos afines a Washington y hostiles al gobierno de Venezuela.

De otro lado, el progresista Movimiento Nuevo, en una entrevista de dos de sus dirigentes con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, manifestó su rechazo a la exclusión de Venezuela de la cumbre.

Señalaron al funcionario que Kuczynski pretende dejar a Venezuela fuera de la cumbre para desviar la atención sobre los graves problemas que lo tienen en riesgo de destitución por el Congreso de la República.

Por otra parte, el parlamentario conservador Mauricio Mulder reveló que Almagro, en su reciente ronda de contactos con las bancadas legislativas, manifestó preocupación por el posible cese de Kuczynski y su impacto en la cumbre.

Mulder opinó que, ante tal preocupación, debería postergarse el proceso de la llamada vacancia presidencial hasta después de la cumbre de abril, para no restarle brillo a la cita.

mgt/mrs

Anuncios