Bloqueo y sanciones son trilladas maniobras de EEUU contra países soberanos

Caracas, 01 Feb. AVN

El 23 de enero de este año, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, confesó que la segunda o tercera batería de sancionescontra altos funcionarios del Gobierno venezolano fueron resultado de las recomendaciones preparadas en sus cuarteles de inteligencia y acordadas con el Departamento de Estado.

Las sanciones económicas forman parte de las maniobras políticas de Estados Unidos en contra de los países que reafirman su soberanía, como ha ocurrido con el pueblo cubano y hoy con el venezolano, que han visto afectada su cotidianidad como consecuencia de un bloqueo financiero progresivo.

Concentrada en la clase dominante y monopolios estadounidenses que en más de medio siglo extrajeron riquezas de la isla, la soberanía fue recuperada por la Revolución cubana el 1 de enero de 1959, un año después, en abril de 1960, el subsecretario de Estado adjunto para los Asuntos Interamericanos, Lester Dewitrt Mallory, dio el abreboca de lo preparado para Cuba si no se subordinaba a los intereses imperialistas.

“El único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la revolución es a través del desencanto y el desaliento, basados en la insatisfacción y las dificultades económicas”, señaló Dewitrt. “Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba”, con el propósito de “causar hambre, desesperación y derrocamiento del Gobierno”.

Dos meses después, el presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, reduce la compra de 700 mil toneladas de su principal producto de exportación, el azúcar, en el mercado norteamericano, para provocar una debacle en la economía de la isla.

El 3 de enero de 1961, Washington rompe relaciones diplomáticas con Cuba y al año siguiente, mediante la Orden Ejecutiva Presidencial 3447 firmada por, John F. Kennedy, es declarado el bloqueo.

Este 3 de febrero se cumplen 56 años de la Orden Ejecutiva Presidencial 3447 firmada por el entonces presidente estadounidense, John F. Kennedy, con la que implantó formalmente el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

Desde julio de 1963 fue vetada cualquier transacción con La Habana y congelados los valores de Cuba en EEUU. En mayo de 1964 el Departamento de Comercio implanta prohibición total de embarques de alimentos y medicinas.

Este bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace 55 años a Cuba ha provocado pérdidas por más de 130.178 millones de dólares, reza el informe titulado Cuba vs bloqueo, divulgado por el Gobierno cubano.

El mismo objetivo

En Venezuela, luego del triunfo de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de 2013, Estados Unidos lanzó una de sus primeras arremetidas al implementar el fracking o método de fractura hidraúlica, técnica contaminante para extraer petróleo e inundar el mercado mundial con el objetivo de bajar los precios del crudo y desestabilizar las economías de los países exportadores, especialmente Venezuela y Rusia.

Igualmente, a través de una Orden Ejecutiva firmada en 2015, Barack Obama firma un decreto donde declara a Venezuela “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidense”, la cual fue extendida por un año en 2016.

Como bloqueo financiero, en 2016 fueron retenidos 1.200 millones de dólares en bonos para el pago de medicamentos y alimentos para los venezolanos por parte de la operadora internacional Euroclear —propiedad de J.P Morgan—  empresa financiera que ha sido intermediaria del país en transacciones con bonos.

Maduro también denunció que Euroclear congeló al país 450 millones de dólares para compras de medicinas, materiales de construcción y alimentos.

En enero de 2017, el presidente de la Comisión del Poder Público de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Pedro Carreño, denunció que “la tercera semana de noviembre fueron devueltas 23 operaciones en el sistema financiero internacional en 39 millones de dólares para alimentos, insumos básicos y medicamentos”, como parte de la guerra financiera.

Las coincidencias entre ambas guerras financieras se evidencia en los modos y efectos que buscan causar las maniobras de bloqueo, que en Cuba suman 57 años continuos; y en Venezuela se vive a diario en un daño económico a la cotidianidad y vida de sus ciudadanos.

Foto: EFE / Archivo

Anuncios