Lula víctima de otra medida dictatorial, sostiene analista

Brasilia, 26 ene (PL) La aprehensión del pasaporte del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva constituye una medida típicamente dictatorial que no encuentra amparo en los dispositivos de la Constitución brasileña, sostuvo hoy el columnista Alex Solnik.

Impedir a Lula salir del país y confiarlo en Sao Bernardo do Campo (Sao Paulo, donde reside) remite de inmediato a lo que la dictadura militar hizo con el expresidente Janio Quadros, confinado en Corumbá, Mato Grosso do Sul, subrayó el periodista en un comentario publicado en el diario digital Brasil 247.

En opinión de Solnik, la ratificación de la condena proferida contra el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) por un tribunal de apelaciones en Porto Alegre, que resolvió subir un peldaño más en la escala del arbitrio, ‘abrió la temporada de caza’ contra Lula.

Primero -enumeró- piden su pasaporte y confinamiento. Después, la prisión preventiva. Los jueces se disputan quién va a prenderlo primero. ‘La dictadura de la toga se consolida a galope’, concluyó.

Por su parte, el también analista político Kennedy Alencar coincidió en considerar ‘abusiva y equivocada’ la decisión del juez federal Ricardo Leite, quien la víspera ordenó privar a Lula de su pasaporte, impidiéndole viajar a Etiopía a donde fue invitado a disertar sobre combate al hambre en un evento organizado por la Unión Africana.

Sólo una visión autoritaria percibiría en ese viaje algún riesgo de una eventual fuga, señaló el analista político, para quien el episodio sirve solo para reforzar el carácter persecutorio de las acciones de fiscales y jueces contra el exgobernante petista.

Leite, recordó en tanto el diputado federal del PT Paulo Teixeira, enfrentó un pedido de apartamiento de su cargo por ser tolerante con empresas involucradas en la operación Zelotes, que investigó un escándalo de evasión de impuestos por supuestas irregularidades en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF).

Este mismo juez no solo desestimó los pedidos de prisión temporal de 26 investigados, sino que tampoco autorizó prorrogar el monitoreamiento de las escuchas telefónicas y de los correos electrónicos de los involucrados en el caso.

Lula debió viajar esta madrugada a Etiopía, pero se vio obligado a suspender el viaje ante la decisión judicial. De acuerdo con su abogado defensor Cristiano Zanin Martins, El ex dignatario está sereno, aunque evidentemente con la lógica indignación que provoca en cualquier ciudadano la restricción indebida de sus derechos, dijo.

lma/mpm/cvl

Anuncios