EE.UU. se atribuye diálogo entre Pionyang y Seúl

Washington, 6 ene (PL) El secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró hoy que las próximas conversaciones entre la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y Corea del Sur responden a las presiones lideradas por Estados Unidos.

Los comentarios de Tillerson se producen cuando la RPDC defiende el carácter defensivo de su programa nuclear y el desarrollo de cohetes balísticos ante las amenazas persistentes de Estados Unidos, mientras Corea del Sur mantiene en su territorio importantes bases militares estadounidenses.

Las tensiones entre ambos países asiáticos persisten desde 1953 por la abierta injerencia de Washington en la zona, y luego de más de dos años las autoridades se alistan para sostener diálogos oficiales, la próxima semana.

En esa atmósfera, el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a evitar la guerra y reactivar las negociaciones (a seis bandas) que comenzaron en 2003, y se mantuvieron de manera irregular en los últimos años, con la participación de la RPDC, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, China y Rusia.

El jefe de la diplomacia estadounidense caracterizó los intercambios como un vehículo para iniciar una nueva etapa.

Los Juegos Olímpicos de Invierno podrían ser el pretexto de la convocatoria entre Pyongyang y Seúl, luego de las declaraciones del presidente Kim Jong de enviar atletas a la cita deportiva, con sede en Pyeongchang, Corea del Sur, manifestó Tillerson.

A su vez, el presidente estadounidense, Donald Trump, quien participó en una diatriba de palabras con Kim y funcionarios norcoreanos, se atribuyó el jueves el potencial avance entre el Norte y el Sur.

oda/odf

Anuncios