ONU pide revertir medida gringa sobre Jerusalén

128 naciones votaron a favor de un proyecto que rechaza el reconocimiento como capital de Israel

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) votó un proyecto de resolución contra la medida de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, la cual recibió el apoyo de 128 países, 9 en contra y 35 abstenciones, reseñó PL.

En sesión extraordinaria del mayor órgano de Naciones Unidas, buena parte de los Estados miembros expresaron su rechazo a la decisión unilateral de EEUU y abogaron por una solución biestatal del conflicto palestino-israelí.

Antes de concluir el proceso de votación, la embajadora estadounidense, Nikki Haley, amenazó con cortar el financiamiento a la ONU, sus agencias y a los países que condenaron la decisión de Trump sobre Jerusalén.

“Estados Unidos recordará este día en el que se le agredió en la Asamblea General, lo haremos cuando algunos vengan llamando a nuestra puerta con el objetivo de servirse de la influencia de Washington para su beneficio, o pidiendo ayuda monetaria”, aseguró.

Asimismo aseguró soberbiamente que mantendrán la decisión de trasladar la embajada norteña a Jerusalén al reconocerla como capital de Israel, y “ninguna votación podrá cambiar eso”.

El embajador venezolano, Samuel Moncada, también en calidad de presidente del Movimiento de Países No Alineados, rechazó la decisión unilateral de Trump.

“Jerusalén es parte integral del territorio palestino. Cualquier cambio en ese sentido carece de base legal y constituye una violación del derecho internacional”, dijo el diplomático.

Por su parte, el representante permanente de Israel ante la ONU, Danny Danon, consideró como “una vergüenza” que se convocara en la Asamblea General una sesión para analizar el tema. “Jerusalén es el lugar más sagrado para el pueblo judío, es la capital de Israel y punto”, expresó Danon.

En cambio, la mayor parte de los miembros de la ONU abogaron por una solución sobre la base del establecimiento de los dos Estados, con Jerusalén como capital compartida y las fronteras previstas en 1967.

En este sentido, rechazaron las medidas unilaterales de Trump, que pueden conducir a una escalada de más confrontaciones en la región. Mientras tanto, Israel sigue haciendo uso de su poderío bélico amedrentando a los palestinos que defienden sus tierras.

Entre tanto, la Presidencia palestina manifestó su beneplácito con el voto en la Asamblea General de la ONU, que condenó nuevamente cualquier intento de alterar el estado legal de la ciudad de Jerusalén.

El portavoz presidencial, Nabil Abu Rudeina, aseguró que el voto mayoritario de la comunidad internacional refleja la firmeza de la posición de la comunidad internacional junto al pueblo palestino.

“Esta decisión reafirma una vez más que ninguna decisión tomada por parte alguna puede cambiar la realidad de que Jerusalén es un territorio ocupado según el derecho internacional”, enfatizó, y agregó que continuarán con los esfuerzos en la ONU y en foros internacionales para poner fin a la ocupación.

Ciudad CCS
Foto AFP

vtv.gob.ve/en-vivo

 

Anuncios