Gobierno y oposición avanzan en discusión para construir un consenso en favor de la paz

Caracas, 16 Dic. AVN

La mesa de diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición política del país se establecerá nuevamente el próximo enero. Los días pautados para esa nueva jornada de trabajo son 11 y 12 con un objetivo único: construir un consenso permanente en favor de la paz y la estabilidad venezolana, a través de la palabra.

El escenario será una vez más Santo Domingo, República Dominicana, donde este viernes —específicamente en el Centro de Convenciones de la Cancillería de esa nación— las partes conversaron por una lapso de ocho horas aproximadamente sobre seis puntos contemplados en la agenda.

Esos temas son: Comisión de la Verdad, garantías económicas, garantías políticas y electorales, reconocimiento a la Asamblea Nacional Constituyente, equilibrio institucional, y situación económica y social, en los que se ha avanzado y sobre los cuales se espera concretar en el próximo encuentro.

“Son seis grandes temas que estamos discutiendo; y cada tema tiene un número de subtemas. Nos quedan algunos temas que hay que seguir discutiendo técnicamente y no podemos anunciar ninguno de los avances que hemos tenido porque es un paquete que es un conjunto, y hasta que no se aborde el conjunto total de los temas y se llegue a acuerdo o desacuerdos sobre todos, no podemos anunciar ninguno”, por lo que se estableció la nueva fecha de diálogo, expresó el presidente de República Dominicana, Danilo Medina.

Medina en conjunto con el canciller dominicano, Miguel Vargas; el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero; y los cancilleres de México, Chile, Nicaragua, Bolivia y de San Vicente y las Granadinas, conforman el grupo de acompañantes internacionales del diálogo, proceso del cual sólo tendrán la vocería Jorge Rodríguez, por parte del Gobierno, y Julio Borges, por parte de la oposición.

Encuentro favorable

Tras el desarrollo del diálogo efectuado este viernes, ambas partes y los cancilleres, tanto los invitados por el Gobierno como de la oposición, destacaron lo positivo y constructivo de los pasos dados hasta el momento.

El jefe de la delegación designada por el Gobierno para el diálogo, Jorge Rodríguez, expresó a su salida: “Ha sido un evento constructivo. Hemos avanzado mucho en estos seis temas de la agenda que hemos propuesto las partes involucradas”.

Asimismo, destacó que lo provechoso y lo significativo que tiene el diálogo para dirimir las diferencias. “Nosotros nos sentimos muy felices de que sea la palabra, de que sea el diálogo, el que se imponga como método para dirimir nuestros asuntos políticos y sociales en Venezuela. Nunca más violencia. No aceptamos injerencia de ningún tipo por parte de groseras potencias que se creen gendarmes del mundo. Aquí estamos los venezolanos entre venezolanos resolviendo asuntos que sólo le competen a las venezolanas y a los venezolanos”.

Luis Florido, vocero de la oposición, también reconoció lo positivo del nuevo encuentro. “La reunión ha sido muy positiva, ha sido constructiva. Hemos ido avanzando en algunos temas; falta todavía avanzar en otros”, subrayó.

Al respecto, el canciller de México, Luis Videgaray Caso, invitado por la oposición venezolana para acompañar el diálogo, destacó el diálogo de altura que se desarrolló este viernes en la capital dominicana.

“Ambas partes se han comportado con seriedad en un proceso de negociación de calidad, a la altura del tamaño del reto que enfrenta Venezuela, es un proceso que tiene método y que tiene orden, y los avances que ha referido el Presidente Medina son avances parciales relevante, sí, pero todavía no se ha llegado al final del camino, por lo tanto, el proceso continúa y las partes han acordado tiempos y métodos para continuar con este diálogo”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, coincidió con su par mexicano: “Ha sido una reunión positiva, constructiva, con excelente disposición de la delegación del Gobierno de Venezuela y de la oposición para acercarse a acuerdos”; al tiempo que el canciller chileno, Heraldo Muñoz, celebró la seriedad presente en la jornada.

“Los seis han sido tratados y han habido avances significativos pero todavía queda trabajo técnico o de carpintería y en los detalles está la clave en que los acuerdos puedan ser firmes, duraderos y sustentables y por eso es necesario un poco más de tiempo”, apuntó Muñoz.

La nueva cita ya tiene fecha y lugar pautado: el 11 de enero conversarán ambas partes, y el 12 se incorporarán a la mesa los acompañantes internacionales. El propósito de este proceso también está claramente fijado y no es otro que lograr concretar los puntos de la agenda en función de la estabilidad del país y por el bienestar del pueblo venezolano.

Anuncios