Demócrata vence a candidato apoyado por Trump en Virginia, EE.UU.

Washington, 7 nov (PL) El candidato demócrata a gobernador del estado norteamericano de Virginia, Ralph Northam, venció hoy en una disputada contienda electoral al republicano Ed Gillespie, quien contaba con el apoyo del presidente, Donald Trump.

De acuerdo con el portal digital Politico, a las 21:30 horas de este martes el aspirante del partido azul aventajaba a su rival de la formación roja 53,5 a 45,3 por ciento.

Entre las elecciones celebradas hoy en el país, dos de ellas para elegir gobernadores, la de Virginia es la que más atención nacional generó, al considerarse una prueba para el jefe de la Casa Blanca y un posible botón de muestra de los comicios de medio término de 2018.

La carrera electoral del estado estuvo muy cerrada, y Northam llegó a ser criticado por algunos en su propio partido por llevar a cabo una campaña de bajo perfil en un momento de gran pasión y aguda retórica.

Sin embargo, el periódico The Washington Post resaltó que los residentes de Virginia salieron en masa en un día de lluvia, mientras Northam y los demócratas dependieron de un sistema cada vez más eficiente para llevar a los votantes ejercer el sufragio, especialmente en las partes más populosas del estado.

La victoria del actual vicegobernador de Virginia estuvo impulsada por mujeres blancas con estudios universitarios, votantes preocupados por la atención médica, y gran cantidad de demócratas y personas que desaprueban firmemente a Trump, según mostraron las encuestas a boca de urna.

En varias ocasiones el mandatario expresó su apoyo a Gillespie y atacó al demócrata, de quien dijo esta mañana en Twitter que permitirá un crimen desenfrenado al tiempo que lo calificó de ‘horrible’ en términos de economía.

‘ÂíVote hoy a Ed Gillespie!’, escribió Trump en la red social, para agregar que el republicano cambiaría totalmente ‘la alta criminalidad y el pobre rendimiento económico de Virginia’.

Tras conocerse los primeros resultados de los comicios el tono del gobernante cambió. ‘Ed Gillespie trabajó duro, pero no me abrazó ni a mí ni a lo que represento’, indicó en el servicio de microblogging.

En realidad, durante gran parte de su campaña el candidato del partido rojo no habló del presidente, pero luego hizo un giro hacia las tácticas del jefe de la Casa Blanca con promesas como defender el legado confederado o anuncios que criminalizaban la inmigración.

Northam, por su parte, calificó a Trump de ‘maníaco narcisista’ y se comprometió a ser un baluarte contra sus políticas en el territorio.

El éxito en Virginia es una excelente noticia para los demócratas, que también lograron un importante triunfo en Nueva Jersey, pues estaban necesitados de victorias tras la inesperada derrota electoral de la excandidata presidencial Hillary Clinton en 2016 y los reveses en comicios especiales de este año.

agp/mar

Anuncios