Lenin, guía para los pueblos del mundo

V_I_LeninVladímir Ilich Lenin. Fue un revolucionario ruso, Líder bolchevique, político comunista, principal dirigente de la Revolución de Octubre y primer dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, primer estado de obreros y campesinos. Fue autor de un conjunto teórico y práctico basado en el Marxismo conocida como leninismo y posteriormente denominado Marxismo-Leninismo.

Gran filósofo materialista, continuador de Carlos Marx y Federico Engels, autor de la doctrina política que lleva su nombre. Fue experto en metodología de la ciencia, contribuyó al avance de la lógica dialéctica, desarrolló la teoría del conocimiento y la doctrina del pensamiento.[1]

Biografía

Los inicios

Aunque muchos lo conocen por Lenin su verdadero nombre era Vladimir Ilich Ulianov y había nacido en Simbirsk, en una familia de intelectuales rusos, el 22 de abril de 1870. El padre, Ilia, un inspector de primera enseñanza, compartía las ideas de los demócratas revolucionarios de 1860 y se había consagrado a la educación popular. La madre, María Alexandrovna Blank, mujer de vasta cultura, amaba la música y seguía de cerca las actividades escolares de sus hijos, el cuarto de los cuales había sido Vladimir Ilich, a quien llamaban cariñosamente Volodia. El primogénito, Alexander, fue ejecutado por su participación en los preparativos de un atentado al Zar Alejandro III cuando el futuro Lenin era un adolescente.

En 1887 Volodia ingresa en la Universidad de Kazán para estudiar Derecho, tras haber finalizado con los máximos honores sus estudios de bachillerato. En ese mismo curso, lo expulsaron de la casa de altos estudios por sus actividades antizaristas. Cuentan que al ser detenido, un oficial le dijo mientras le sometía a los interrogatorios de rutina: ¿Para qué alborota tanto, joven, si ante usted se alza un muro?. El joven Lenin replicó: Un muro. Sí, pero carcomido. Basta un empujón para que se derrumbe.

Decidido a graduarse, Volodia examinó por la libre las asignaturas y se licenció en la Universidad de San Petersburgo. Vinculado a los círculos marxistas y al incipiente movimiento proletario de esta ciudad, publicó en 1894 ¿Quiénes son los amigos del pueblo y cómo luchan contra los socialdemócratas?, una argumentada crítica a los populistas. Por su participación activa en la recién fundada Unión de lucha por la emancipación de la clase obrera, volvieron a detenerlo.

Encarcelamiento

En la Cárcel, Lenin rápidamente se puso a trabajar en lo que luego publicaría en 1889 bajo el título de El desarrollo del capitalismo en Rusia. Se comunicaba con el exterior a través de su hermana Ana y de Nadezhda Krúpskaya, una estudiante a quien había conocido en los círculos marxistas. Pero esta última había sido fichada por la policía y tuvieron que buscarle otra novia a Volodia, una amiga de Nadiezhda que accedió a servir de correo. Pronto Krupskaia fue también detenida. Ambos se reunieron en el destierro en Siberia y se casaron en 1898.

Quienes conocieron entonces al futuro Lenin lo describían como de baja estatura, con una gran vivacidad y una mirada ardiente y penetrante. Los pómulos, salientes y los ojos, un tanto oblicuos. El cabello se le cayó siendo aún muy joven y mostraba una frente amplia. Ya a sus 20 años le llamaban “el viejo”.

Exilio

A poco de comenzar 1900, con 30 años de edad, Volodia comenzaba su primer exilio en Suiza. Allí puso en marcha un proyecto largamente acariciado: la publicación de un periódico socialdemócrata de alcance nacional. El primer número de Iskra (La Chispa) vio la luz el 21 de diciembre de ese año, con un editorial suyo encabezando la primera página. A partir de otro artículo de su autoría, publicado en la Revista Zaria, en diciembre de 1901, comenzó a firmar como Lenin. Hasta entonces solo había utilizado su nombre o los seudónimos de K. Tulin o V. Ilin.

La aparición del libro ¿Qué hacer?, una de sus obras más importantes, en marzo de 1902, lo identifica como el líder de los marxistas rusos. Lenin reclamaba la necesidad de una organización de revolucionarios profesionales y sintetizaba la idea del Partido como vanguardia de la clase obrera. Esta obra desató la polémica en torno a cómo estructurar el Partido dentro del Segundo Congreso de los socialdemócratas rusos, en el que se consumó la ruptura definitiva entre los seguidores de Lenin, llamados bolcheviques (mayoritarios) frente a los mencheviques (minoría).

Regreso a Rusia

300px-Ruskrupskaya2Lenin regresó a Rusia en 1905 para incorporarse a la espontánea revolución que había estallado. Tras la derrota de las masas populares se vio obligado a exilarse de nuevo. En esos años de auge de la reacción, reunió y reforzó las filas de los bolcheviques en su labor de forjar un partido revolucionario marxista. En 1916publicó Imperialismo, fase superior del capitalismo, donde analiza este sistema en sus características actuales y argumenta, a contrapelo de otras tesis, cómo la revolución socialista también es posible en países atrasados como Rusia.

Volvió a su patria en abril de 1917. Un amplio movimiento popular había derrocado al zarismo y existía una dualidad de poderes en el país entre el Gobierno provisional burgués y los soviets que obreros, campesinos y soldados habían organizado por toda la nación. Lenin se sumió en la clandestinidad, pues existía una orden de arresto contra su persona, y el 23 de octubre (día 10, según el calendario ruso entonces vigente), el Comité Central del Partido Bolchevique adopta su propuesta de insurrección.

Presidencia

Una vez llegados al poder, Lenin y los bolcheviques promulgaron tres decretos: el de la Tierra, que prescribía la propiedad terrateniente y les entregaba la tierra a los campesinos; el de la Paz, mediante el cual Rusia salía de la guerra imperialista iniciada en 1914; y el de las Nacionalidades, por el que se le otorgaba a las antiguas naciones subyugadas por el zarismo la opción de la independencia o integrar la República Socialista Federativa Soviética de Rusia.

Durante años, con más intensidad entre 1918 y 1920, las fuerzas contrarrevolucionarias intentaron derrocar al Estado soviético con el apoyo de las potencias occidentales, especialmente Francia y Estados Unidos. Al ejército de la contrarrevolución, comandado por antiguos generales zaristas, lo derrotó el Ejército Rojo, integrado por campesinos y obreros. El país quedó devastado, la economía maltrecha y el hambre se enseñoreó de grandes regiones. El reto más grande de la Revolución pasó a ser entonces la reconstrucción económica de Rusia, tarea que Lenin se propuso encarar de inmediato. Y en aquel país destrozado, aún con rezagos feudales, se comenzó a edificar la formidable superpotencia, tanto en lo económico como en lo militar, que llegó a ser en pocos años.

El 30 de agosto de 1918 fue objeto de un atentado por parte de Fanny Roid Kaplan, socialista moderada, lo cual originó un amplio movimiento de depuración de las filas revolucionarias. Con la finalidad de integrar las diferentes nacionalidades del territorio ruso, Lenin proclamó, el 30 de diciembre de 1922, la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Lenin_en_reuniónPese a las dificultades de la guerra civil, Lenin no relegó sus principios internacionalitas, y el 2 de marzo de 1919, en Moscú, inauguró el Primer Congreso de la III Internacional, en solidaridad con los movimientos obrero y comunista, así como con los de liberación nacional de los pueblos coloniales y semicoloniales de Asia.

Enfermedad y muerte

En marzo de 1922 Lenin asistió por última vez a un congreso del Partido, un mes después se le intervenía quirúrgicamente para extraerle las balas que continuaban alojadas en su cuerpo desde el atentado sufrido en 1919 y que le habían ocasionado graves secuelas. Desde entonces solo tuvo pequeñas etapas en que mejoró parcialmente. Aun así, tuvo la fuerza de dictar varias cartas, entre ellas su llamado «testamento» en la que expresa su gran temor ante la lucha por el poder entablada entre León Trotsky y Stalin en el seno del partido.

El 21 de enero de 1924 una hemorragia cerebral acabó con su vida. El hombre que detestaba el culto a la personalidad fue embalsamado y depositado en un rico mausoleo de la Plaza Roja.

Plan cooperativo de Lenin

Parte integrante de la doctrina de Lenin sobre la edificación de la sociedad comunista en la Unión Soviética, plan de transformación socialista de la agricultura del país mediante la incorporación voluntaria de las amplias masas de campesinos trabajadores, a través de las cooperativas al cauce de la construcción socialista. El plan leninista partía de las indicaciones programáticas de Marx y de Engels, y constituye el desarrollo creador del marxismo en las nuevas condiciones. Lenin acabó de formularlo de manera definitiva en sus artículos “De la cooperación”, “Sobre el impuesto en especie” y otros trabajos.

La idea central del plan estribaba en reorganizar las pequeñas economías campesinas individuales transformándolas en grandes haciendas colectivas mecanizadas. Las condiciones más importantes para situar la pequeña economía campesina sobre vías socialistas son la victoria de la revolución socialista y la instauración del poder de los trabajadores, la alianza de la clase obrera y de los campesinos bajo la dirección de la primera, el papel rector de la propiedad de todo el pueblo y el desarrollo de la industria pesada. En estas condiciones, la cooperación constituye una forma socialista de economía. Para las amplias masas de campesinos, la cooperación resulta la forma más comprensible, más accesible y mas aceptable de pasar al socialismo. Se armonizan en ella los intereses personales del campesino con los intereses de toda la sociedad. El plan cooperativo de Lenin señalaba el desarrollo de todas las formas de cooperación, desde las más simples en un principio —la de consumo y la de abastecimiento y venta— hasta diversos tipos de cooperativas de producción, cuya forma más elevada es la koljosiana. La cooperación de las haciendas significaba socializar los medios de producción en la agricultura (sin expropiar al campesinado), y poner fin a las contradicciones entre la industria socialista y la economía campesina individual.

Lenin entendía que el Estado de la dictadura del proletariado ha de dirigir la cooperación, ha de prestar toda clase de ayuda al campo, incluidas la ayuda técnica, la financiera, la cultural etc. Pera ello concedía gran importancia a las organizaciones de patrocinio formadas por obreros de fábricas y plantas industriales. El plan cooperativo se llevó a la práctica, en la Unión Soviética, bajo la dirección del P.C.U.S. en medio de una encarnizada lucha de clases contra los elementos capitalistas y los grupos políticos que reflejaban los intereses de los enemigos de clase (trotskistas, bujarinistas, nacionalistas burgueses), grupos que intentaban circunscribir el plan cooperativo de Lenin al desarrollo de las cooperativas de venta y hacer fracasar la colectivización: la organización de las pequeñas haciendas campesinas en cooperativas de producción. La lucha de clase contra los kulaks, el desenvolvimiento de todos los tipos de cooperación en la agricultura, la experiencia y el ejemplo de las primeras cooperativas de producción y de los sovjoses en el campo, la ayuda que el Estado soviético prestó a las cooperativas, todo ello preparó el paso a la colectivización total de la agricultura del país y, consecuentemente, a la liquidación de los kulaks en cuanto clase. La colectivización de la agricultura trajo como resultado que en el campo soviético se suprimieran las relaciones de producción capitalistas y se establecieran relaciones de producción socialistas.

Importancia internacional

El plan cooperativo de Lenin tiene inmensa importancia internacional. Guiándose por sus principios, apoyándose en la experiencia histórico—mundial de la edificación del socialismo y del comunismo en la Unión Soviética y partiendo de las condiciones históricas concretas, los otros países socialistas llevaban a cabo con éxito las transformaciones socialistas en la agricultura. Las ideas de Lenin acerca del paso de las masas trabajadoras campesinas a las formas colectivas de organización del trabajo en la agricultura también ejercen un influjo revolucionario sobre los trabajadores de los países capitalistas, sobre todo de los jóvenes países en desarrollo, que se han liberado del colonialismo y han emprendido el camino del desarrollo político y económico independiente.

Frases

” Es una antigua verdad el que con frecuencia en política se aprende del enemigo”

Vladimir Ilich Lenin
” No hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria y viceversa”

Vladimir Ilich Lenin
” El marxismo es todopoderoso porque es cierto”

Vladimir Ilich Lenin
” La revolución no se hace, sino que se organiza”

Vladimir Ilich Lenin
Obras de Lenin

Referencias

  1. Volver arriba Guétmanova- Panov-Petrov. Lógica: en forma simple sobre lo complejo Diccionario ; Editorial Progreso Moscú, 1991, ISBN 5-01-002821-2

Fuentes

Anuncios

Partido español Podemos atribuye caída en sondeo a ataque mediático

Madrid, 7 nov (PL) El líder de Podemos, Pablo Iglesias, atribuyó hoy la caída en los sondeos de esa agrupación progresista a la despiadada ofensiva en su contra de la prensa española, sobre todo a raíz de la crisis en Cataluña. Continue reading “Partido español Podemos atribuye caída en sondeo a ataque mediático”

Maradona jugará fútbol con el Presidente Maduro

Por: Kenya Marcano

Caracas, 07 de noviembre de 2017.- El astro del fútbol argentino Diego Maradona jugará un partido este martes con el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, así lo aseguró durante una sorpresiva visita a Caracas. Continue reading “Maradona jugará fútbol con el Presidente Maduro”

EFEMÉRIDES| Hace 100 años la Revolución rusa dio nacimiento a la primera nación socialista 

Publicado el 07/Nov 2017 a las: 8:54 am Por: Xiomara Nouel

Caracas, 07 de noviembre de 2017.- Este siete de noviembre se conmemora el centenario de la Revolución Rusa, un acontecimiento clave en el ámbito mundial, pues este hecho histórico demostró que los campesinos, los trabajadores, los pobres de Rusia podían desprenderse de 300 años de opresión y humillación zarista, y acabar con el poder de la burguesía y los terratenientes. Continue reading “EFEMÉRIDES| Hace 100 años la Revolución rusa dio nacimiento a la primera nación socialista “

Colombia: Alfonso Cano y  la protesta social.

Por: Tony López R (*)

El pasado sábado 4 de noviembre se cumplen seis años del asesinato de Guillermo León Sáenz Vargas, conocido como  Alfonso Cano, quien fuera hasta el día de su captura y frio asesinato,  Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP). En desigual combate y víctima de una delación el comandante Cano, también conocido como el “arquitecto de la paz”, fue perseguido, emboscado y bombardeada su pequeña escolta en los montes cercanos al municipio Súarez, departamento del Cauca, herido y sin visión,  pues en la escapada perdió sus grueso lentes de miope cae herido en un brazo y pierna, en manos del Ejército colombiano, así  le contó, a este periodista, un miembro de su escolta que logró romper el cerco y escapar. Continue reading “Colombia: Alfonso Cano y  la protesta social.”

Presidente de Colombia negó a Venezuela el acceso a medicinas contra la malaria

Por: Agencia Venezolana de Noticias AVN

El gobierno de Colombia, dirigido por Juan Manuel Santos, ordenó al laboratorio BSN Medical, uno de los pocos en la región que elabora la Primaquina, medicina esencial para tratar y curar la malaria, bloquear el despacho de este medicamento a Venezuela al rechazar la compra del Estado venezolano. Así lo denunció el jueves el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, quien informó que con la llegada de esta medicina el Gobierno Nacional planeaba atender los casos de malaria y paludismo que actualmente afectan al pueblo del estado Bolívar. Continue reading “Presidente de Colombia negó a Venezuela el acceso a medicinas contra la malaria”

Los excesos del poder

Por Carolina Vásquez Araya

En los países menos desarrollados la ciudadanía vive en irremediable estado de frustración.

El sistema en el cual se mueven las fuerzas del país bajo la influencia de capitales internacionales genera un círculo vicioso. Es el caso de Guatemala, en donde ese círculo resulta inquebrantable y anula toda posibilidad de construir un ambiente propicio capaz de generar una fuerza ciudadana efectiva contra un sistema que solo beneficia a ciertas élites.

Este sistema política y económicamente depredador no solo afecta a los sectores más pobres ni está enfocado únicamente en detentar el monopolio de las decisiones: es tan perverso como para haber conservado un tinte de democracia cuando sus estructuras están diseñadas para nunca ceder espacios a la auténtica participación ciudadana. Para ello, ha creado un entramado de leyes-candado favorables a la perpetuación de un estatus propicio para gobernar al país al gusto y preferencia de un sector específico, minoritario pero abrumadoramente poderoso.

Los obstáculos contra la participación política de sectores tan importantes como los de mujeres y pueblos originarios entran en el modelo tradicional de monopolización del poder, ya que uno de los objetivos de ese modelo político es, precisamente, impedir el desarrollo de una ciudadanía involucrada en la gestión pública. De ahí que las reformas a las leyes que definen el sistema electoral y de partidos políticos dependan de quienes se benefician de ellas y marginen por completo las aspiraciones de la población por una democracia real e incluyente.

Una de las consecuencias del monopolio del poder en un círculo de corrupción y privilegios, sumado a la ausencia de calidad de la gestión pública, es la marginación de la niñez y la juventud como una estrategia de dominación. La táctica de privar a este sector de acceso a la educación y relegarlo en las prioridades de inversión resulta naturalmente en la profundización de la pobreza y, por ende, la imposibilidad de cederle espacios de decisión y acceso alguno a la participación política en un futuro cercano. En otras palabras, la juventud guatemalteca continuará castrada y condenada a desenvolverse en un ambiente de privaciones y criminalidad inevitables, de no haber un giro rotundo en las políticas públicas dirigidas a este sector.

Por otro lado, la explotación irracional de la riqueza–tierras, aguas, recursos mineros- bajo el argumento de ser la única vía para generar el desarrollo económico al cual aspira la población, constituye el gastado discurso de un círculo de poder históricamente incapaz de generar más desarrollo que el de sus propiedades, bajo la protección de un sistema político que le ha servido incondicionalmente y sin reparos. La fuerza de las evidencias de los problemas generados por una industria depredadora y pobremente manejada como la minera, sin embargo, ha provocado el cierre de esa clase de proyectos en otros países de la región y del continente por ser perjudiciales y no propiciar más desarrollo que el de las compañías explotadoras, mientras los territorios mueren y sus fuentes de agua se pierden para siempre.

El desarrollo no reside en proyectos mineros ni construcción de hidroeléctricas. Reside en planes bien diseñados, incluyentes, democráticos y racionales, de mediano y largo plazos, capaces de romper los habituales círculos de influencia y convertir a un Estado débil y dependiente en una fuerza generadora de riqueza, bienestar y justicia para toda la población. Eso requiere conciencia, inteligencia y calidad humana, valores indispensables para convertir las debilidades en fortalezas y avanzar hacia un futuro más promisorio.

Un país, para crecer, necesita planes de desarrollo incluyentes, sostenibles y bien estructurados. 

AUDIO: 

http://www.carolinavasquezaraya.com

elquintopatio@gmail.com