El juez deja en libertad condicional a Puigdemont y a los cuatro exconsellers

El expresident y sus cuatro exconsellers tienen la obligación de permanecer en Bélgica

AGENCIAS
El juez ha decidido dejar en libertad al expresident de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, y a sus exconsellers Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret, pero con medidas cautelares: obligación de permanecer en Bélgica, retirada de pasaporte, comunicación de su domicilio y estar a disposición del juez. La decisión está basada en que no hay riesgo de fuga y está pendiente de que se resuelva la orden de la jueza Lamela de detenerlos. Hasta entonces, no ingresarán en prisión. Los cinco han acabado de declarar ante el juez pasadas las 20.30 horas, tras cerca de cinco horas, y después de haberse personado a primera hora de la tarde en una comisaría de la Policía Federal en Bruselas.

La noticia se ha sabido este domingo poco antes de medianoche, mientras aguardaban ante Fiscalía periodistas y una decena de catalanes residentes en Bruselas, que han gritado “No esteu sols” (“No estáis solos”) portando una bandera catalana y una estelada.

El expresident y los cuatro exconsellers han elegido el neerlandés frente al francés como idioma para el procedimiento de instrucción que la Justicia belga ha puesto en marcha para decidir si ejecuta las órdenes europeas de detención y entrega que ha emitido contra ellos la Audiencia Nacional.

Los cinco se han presentado acompañados de sus abogados en la sede policial de la Rue Royal número 202 de Bruselas después de que la Fiscalía de Bruselas ordenara su detención antes de designar un juez de instrucción que les tome declaración para decidir sobre sus euroórdenes. De hecho, numerosos medios de comunicación les esperaban allí desde primera hora de la mañana. Con su comparecencia ante la policía, por tanto, Puigdemont y el resto de exconsellers han evitado la imagen de su arresto.

Por su parte, el abogado del expresident en Bélgica ha llegado a la sede de la Fiscalía belga, pasadas las 13.30 horas. Paul Bekaert es el abogado que eligió Puigdemont al llegar a Bruselas y también es asesor legal de los cuatro exconsellers que le acompañan: Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí. El letrado no ha querido hacer declaraciones a los medios de comunicación que están en la Fiscalía.

Según fuentes cercanas a Puigdemont, el hecho de que éste y los exconsejeros se hayan presentado voluntariamente a la Policía “se enmarca en la voluntad de no sustraerse a la acción de la Justicia, sino simplemente defenderse en un proceso justo e imparcial”.

Ninguno de los cinco exmiembros del Govern acudió el jueves a su citación con la magistrada como investigados por rebelión, sedición y malversación. A todos ellos, la juez Lamela les acusa de impulsar y promover desde su cargo público las movilizaciones y concentraciones tumultuarias en oposición a las órdenes judiciales, las convocatorias masivas para impedir a los agentes cumplir con sus funciones y los escraches a la Policía y a la Guardia Civil. Es decir, les acusa de alentar un movimiento de “insurrección activa” y de abonar en la sociedad la idea de la existencia de un derecho de autodeterminación para Catalunya.

 

Anuncios