Congreso partidista de China en últimos días de sesiones

Beijing, 23 oct (PL) El 19 Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) entró hoy en el final de las deliberaciones y se alista para someter a votación los documentos presentados, la nueva dirigencia y las proyecciones del próximo lustro.

En la penúltima jornada los más de dos mil 300 participantes definirán sus planteamientos para elaborar el informe del evento quinquenal, abierto el pasado día 18 en el Gran Palacio del Pueblo de Beijing.

La agenda del día incluye también contactos de algunos delegados con la prensa nacional y extranjera para actualizarlos sobre asuntos económicos, desarrollo y protección ambiental.

En el Congreso se analizaron los reportes del 18 Comité Central y la 18 Comisión Central de Control Disciplinario del PCCh sobre la gestión, logros y desafíos en los últimos cinco años.

Otro punto de debate fue el proyecto de enmiendas a los estatutos del Partido, que busca convertirlo en una organización más vigorosa, fuerte y con una estrecha conexión con el pueblo, así como representar sus nuevos conceptos de gobernanza, pensamientos y estrategias.

La magna cita concluirá mañana con el anuncio del 19 Comité Central del PCCh y la 19 Comisión Central de Control Disciplinario, además de la estrategia de trabajo del Gobierno para avanzar hacia la concreción de sus sueños: establecer una sociedad modestamente acomodada y convertir al país en un estado socialista moderno a mediados de este siglo.

De hecho todas deliberaciones efectuadas desde el miércoles pasado partieron de las pautas marcadas por el líder la agrupación gobernante y presidente del país, Xi Jinping, en esa dirección.

El máximo dirigente anunció un nivel más alto de apertura al resto del mundo, la prioridad que otorgarán a la calidad en el proceso de desarrollo, la revisión de la Carta Magna y reformas de las empresas estatales para hacerlas ‘más fuertes, mejores, grandes’ y altamente competitivas a nivel global.

También abogó por ampliar la unidad en el planeta para combatir el cambio climático y negó que China tenga aspiraciones hegemónicas o interés en perjudicar a otros estados con su vertiginoso progreso económico.

Sin embargo, unos de los temas más sobresalientes de su discurso inaugural fue el referente al ‘Pensamiento sobre el socialismo con características chinas en una era nueva’, como él mismo lo denominó.

Según Xi, se trata de un nuevo enfoque que orienta persistir en el marxismo, solidificar el comunismo, así como cultivar y practicar los valores socialistas esenciales, pero a la vez guiar al país hacia sus aspiraciones de evolución social, política y económica.

agp/ymr

Anuncios