Rusia, la pionera espacial vestida de gala

Por Antonio Rondón García

Moscú, 7 oct (PL) Al cumplirse este año el 60 aniversario del lanzamiento del primer sistema artificial de la Tierra, Rusia, pionera del espacio, se viste hoy de gala en la Semana Mundial del Cosmos.

Resulta interesante que fuera Irán, quien en una larga discusión en la III Conferencia Internacional de la ONU sobre el Cosmos, en 1999, lograra presentar una propuesta de consenso sobre la memorable celebración que unió dos hechos relevantes.

De un lado, la propuesta rusa de ser justos con la historia para celebrar el día mundial del cosmos el 4 de octubre, por la salida deL Sputnik-1, y del otro la alemana, que abogaba por el día 10, cuando se firmó el Tratado del Cosmos, en 1967.

La iniciativa iraní encontró apoyo unánime el 6 de diciembre de 1999 y desde entonces esa semana tiene un tema específico. En esta ocasión es ‘Investigar nuevos mundos en el Cosmos’.

Toda la atención en ese sentido se concentra en la misión espacial ‘Nuevo horizonte’ a Plutonio, de la NASA, y en la creación de novedosos aparatos para vuelos de mayor alcance.

Pero en Rusia, cuna de la cosmonáutica mundial, celebran en cada rincón una semana que rebrota el orgullo nacional. El festejo llega, incluso, hasta las estaciones de metro como la Bistavachnaya, donde se instaló un planetario móvil.

En esa instalación funciona un centro de exposición de documentales sobre el espacio, con entrada gratuita, mientras de fiesta también está el Museo-Memorial Serguei Karaliov, padre de la cosmonáutica soviética.

Para más de 11 millones de moscovitas, en el Planetario capitalino se exhibe la exposición ‘¿Cuándo iremos a Marte?’, mientras en plazas céntricas de Moscú se celebra el festival de música acústica Cosmosfest.

Ofertas para los más devotos del estudio de los mundos también están disponibles, como los encuentros con científicos de varias naciones, cuyos estudios fueron dedicados casi por entero a la cosmonáutica.

Rusia muestra, en la Semana Mundial del Cosmos, tanto su capacidad para ratificar en la práctica su conquista real del espacio, como su nivel científico para proponer esquemas de cómo ir más allá del horizonte investigado por el hombre.

rc/to

Anuncios