Vivir sin EUA

Por: Roberto Hernández Montoya/aporrea.org

Cómo odiar a los Estados Unidos después de leer a Mark Twain?
Eduardo Galeano

¿Se puede vivir sin EUA? La pregunta es desafiante porque la humanidad ha sido amaestrada para Mickey Mouse y McDonald’s. Quienes tienen una manía emocional con EUA entran en síndrome de abstinencia ante cualquier amenaza de suspensión, un cóctel mortífero de ira y pánico que conduce a la guarimba y a calamidades peores. Las hay. Ese revoltijo de terror y furia ha conducido la devastación de varios países. Es un monstruo despiadado y fértil.

La respuesta nos la está imponiendo Trump: Sí. Es decir, nos está imponiendo vivir sin EUA. Hay gente no siempre mercenaria que ve rojo, se enfurece y se pone histérica cuando le dicen que no va a poder viajar más a Miami ni tener el iPhone 10s Plus. Hace guarimbas, ataca hospitales materno-infantiles, secuestra sus propios barrios, lanza excremento, quema personas vivas en la calle. El pánico embrutece. Se siente como niño perdido. Así es de recio el adoctrinamiento de Starbucks. Ha adquirido el tenor de una religión fanática cerquita del cinturón de explosivos.

Pero vivir sin EUA va más allá de esas aparentes liviandades. Es sobre todo vivir sin el gendarme necesario mundial, sin bombardeos humanitarios, sin daños colaterales, sin fuego amigo, sin demolición de países para salvarlos, sin patrón plomo. Alguna vez el dólar estuvo respaldado por el patrón oro, pero cuando lo desligaron del vil metal impusieron el patrón plomo, es decir, si no aceptas mi papelucho te invado, mato a tu bebé, violo a tu abuelita, destruyo la Biblioteca de Bagdad, Miranda en La Carraca, Salón Elíptico con Acta de la Independencia y todo. No tienes que investigar nada porque todo sale en todos los noticieros todos los días todo el día.

Trump quiere vivir sin la humanidad y lo que va a lograr es que la humanidad viva sin él, empezando por su país, a fuer de patán, ignorante, megalómano y majareta.

Agradeceremos a Trump y a Borges aprender a vivir sin los Estados Unidos de América. Tan fácil que sería entendernos, porque en los Estados Unidos también hay Leonard Berstein, Kurt Cobain y Mark Twain. Amén de una tecnología maravillosa cuando no se usa para devastar.

Anuncios