Cuba se prepara ante huracán Irma

La Habana, 6 sep (PL) Las autoridades de Cuba continuaron hoy con la aplicación de las medidas de seguridad previstas en esta nación caribeña ante el paso de una tormenta tropical, dado el peligro que representa para el país el huracán Irma.

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil activó una serie de mecanismos para proteger a la población y los recursos económicos ante el posible paso del fenómeno meteorológico.

Irma -de categoría cinco y con vientos sostenidos de 295 kilómetros por hora- representa un peligro potencial, por lo que se esperan afectaciones por vientos, lluvias, inundaciones y deslizamientos.

La Defensa Civil considera vital la organización y aseguramiento de la protección de personas y sus bienes fundamentales, además de velar por las medidas higiénicas, sanitarias y las condiciones para la permanencia en centros de evacuación.

También se garantizará la atención de aquellos que viven en lugares de difícil acceso y a los extranjeros que visitan el país, tanto los ubicados en los polos turísticos del Estado como los del sector del trabajo por cuenta propia.

Entre las orientaciones a cumplir está la salvaguarda de los recursos económicos fundamentalmente dispuestos en almacenes, ya sean alimentos, azúcar, medicamentos, materias primas, combustibles, así como los productos de la canasta básica.

Igualmente recibirán protección los parques eólicos, máquinas de riego, paneles solares, medios de enseñanzas, equipamientos médicos de alta tecnología y materiales de la construcción, entre otros.

Como parte de las medidas, las provincias Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila y Villa Clara pasaron al estado de alerta, mientras que Sancti Spíritus, Cienfuegos y Matanzas permanecen en la fase informativa.

En Guantánamo (oriente), las autoridades locales aseguraron el envío de medios y fuerza de trabajo de las empresas de telecomunicaciones y eléctricas hacia los municipios más vulnerables para asegurar los medios instalados y restablecer los servicios en el menor tiempo posible tras los daños.

La provincia recibió hace casi un año los embates del huracán Matthew, el cual afectó considerablemente la infraestructura de cinco municipios, entre ellos Baracoa, donde desde este miércoles las autoridades informaron sobre la evacuación de todos los residentes en el litoral de la ciudad ante las posibles penetraciones del mar.

Mientras, en la vecina Holguín se adoptaron medidas como la verificación de la disponibilidad de alimentos, agua y transporte para la evacuación.

Del mismo modo, en Santiago de Cuba (suroriente), la población comenzó a prepararse para minimizar los posibles daños. Durante una reunión del Consejo provincial de Defensa se hizo énfasis en garantizar la atención a enfermos hospitalizados y embarazadas, así como la disposición de ambulancias y dotaciones médicas.

En Camagüey (centro). las autoridades orientaron extremar las medidas para preservar vidas humanas y proteger los recursos económicos, además de alistar albergues y preparar más de medio millar de grupos electrógenos para posibilitar el funcionamiento de hospitales y centros de producción de alimentos.

Por otra parte, en Ciego de Ávila (centro), los miembros del Consejo de Defensa del territorio recorrieron el destino turístico Jardines del Rey, a fin de agilizar la evacuación de unos seis mil 400 turistas hacia lugares seguros.

En Sancti Spíritus (centro-norte) también comenzaron los preparativos para enfrentar a Irma con el traslado de animales hacia zonas seguras y la cosecha de toda la producción agrícola apta para el consumo.

Según expertos, Irma es el huracán más intenso de los últimos 10 años que azota esta zona del Caribe, el más poderoso formado en el cuerpo principal del Atlántico y uno de los 10 más intensos registrados en el mundo.

agp/tgp/cvl

Anuncios