Gobierno norteamericano abona el sentimiento latinoamericano bolivariano

Ollantay Itzamná

Ante la incapacidad destituyente de los vándalos de camiseta blanca , y de los inútiles alfiles pro yanquis en la OEA (para derrocar al Presidente Nicolás Maduro, y abortar el proceso constituyente), el excéntrico Presidente de los EEUU., Donald Trump, amenaza con invadir militarmente al pueblo digno y soberano de Venezuela.
Pero, como toda bravuconada irracional, lejos de legitimar y fortalecer a los agentes destituyentes, los debilita aún más, y fortalece de sobre manera al pueblo constituyente de Venezuela.
¿Cuáles son las consecuencias inmediatas de la amenaza militar gringa contra Venezuela?
Cohesiona a los venezolanos frente al enemigo común externo. Al desenmascarar las falsas intensiones “humanitarias” de la política norteamericana contra Venezuela, y revelar la verdadera intensión de los EEUU sobre este país, cataliza el sentimiento patriótico de las y los venezolanos frente a un enemigo común externo confeso: el gobierno norteamericano. Incluso, quienes no son chavistas, ni anti chavistas, ahora se ratifican como venezolanos.
Legitima al proceso constituyente en curso como el único camino para resolver los desencuentros internos. Encuestas recientes indican que más del 80% de venezolanos están en contra de la intervención militar extranjera contra su país para resolver los problemas internos. Ahora, no hay más opción democrática que esperar y confiar en la Asamblea Constituyente para pacificar y continuar construyendo el país.
Obligó a los gobiernos latinoamericanos a ratificar la vocación pacífica de la región. Los gobiernos latinoamericanos, al ser “sorprendidos” por las amenazas militares de Trump, incluso los “pro yanquis”, ahora, abogan al unísono por la resolución de los desencuentros internos de Venezuela por la vía diplomática y del diálogo. Habrá que estar atentos a las ordenanzas que dejará el Vicepresidente de los EEUU, ahora, de visita a los gobiernos serviles de (Colombia, Argentina, Chile y Panamá).
Abona el sentimiento latinoamericano bolivariano. Trump, con su amenaza militarista, activó/catalizó, por lo menos en las redes sociales, el sentimiento latinoamericano bolivariano. En mi caso, me reconfirma en mi firme convicción latinoamericanos bolivariano.
Incluso quienes estuvieron aporreando con sus plumas al gobierno constitucional de Venezuela, ahora, tienen que recapacitar: o están a favor de la intervención militar norteamericana en América Latina o están a favor de la soberanía y dignidad de los pueblos.
Golpe fuerte a la debilitada oposición política. El más golpeado, con el sinceramiento de Donald Trump, es la debilitada oposición política que, ahora, mira difícil su futuro en las próximas elecciones de gobernadores en Venezuela, en el mes de octubre.

Anuncios