Líder juvenil venezolano presenta la otra versión acerca de la revolución bolivariana en su país

La intervención del joven venezolano, Dennys Guedez, en el seminario internacional de políticas públicas de la juventud, evento realizado en la ciudad de Ibagué (Tolima), el pasado 11 de agosto, permitió conocer la otra cara del proceso revolucionario que se viene desarrollando en la hermana república bolivariana de Venezuela.

Haciendo alarde de gran personalidad, pero sobre todo conciencia de clase sobre este proceso que hoy suscita tanta esperanza en los pueblos del mundo y tanta desazón en el imperialismo norteamericano y la burguesía mantuana, el joven dirigente puso los puntos sobre las íes sobre lo que realmente viene sucediendo y que contrasta con la bazofia que a diario vomitan los medios masivos de comunicación con rabia, odio y frustración.

Hay un proceso revolucionario en marcha en la patria de Bolívar, proceso que no tiene reversa de acuerdo a los últimos acontecimientos como el recientemente llamado a la asamblea nacional constituyente, donde el pueblo consciente y decidido salió copiosamente venciendo todas las dificultades a decir claramente: Estamos con el proceso revolucionario que inició el comandante Hugo Chávez Frías y hoy continúa con sapiencia, decisión y coraje el compañero Nicolás Maduro Moros.

La República Bolivariana de Venezuela, según Dennys Guedez, es inmensamente joven, pues la edad promedio está por los 27 años de edad. Es lo tiene claro la revolución desarrollando sendos programas reivindicativos y políticos encaminados a subir su estar de vida y su conciencia de clase.

Los frutos no se han hecho esperar. Según encuesta reciente señala que el 60 por ciento de la juventud venezolana se inclina hoy por el socialismo, el 90 por ciento siente que hay un sistema en el cual las oportunidades son evidentes, el 93 por ciento cree que en el inmediato próximo mejorará su situación laboral, el 94 por ciento percibe su papel como muy importante en la construcción de la nacionalidad.

Nada de esto lo dicen los medios adictos al régimen imperialista sacrificando su ética profesional, Caracol, RCN, CNN y otros guardan pusilánime silencia o cuando más tratan de ocultar la verdad con inmensas mentiras. Qué bueno entonces tener de primera mano la otra versión y qué que sea un joven, soñador, emprendedor y convencido que lo cuente.

La página web: www.pacocol.org siguiendo de cerca el desarrollo del proceso revolucionario en nuestra hermana república bolivariana, transcribe la conferencia del compañero Dennys Guedez, dictada en el emblemático teatro Tolima de la ciudad musical de Colombia, Ibagué:

Buenos días Ibagué:

Antes de comenzar cualquier tipo de intervención quiero ser demasiado claro: No vengo en representación solo de una organización política y creo que los demás muchachos tampoco, venimos en representación de la juventud venezolana que quiere transmitirle un mensaje y también la juventud de los demás países, de qué ha sido nuestra experiencia, una experiencia que ha estado de la mano de la lucha que costó bastante a la juventud venezolana, a los estudiantes venezolanos, así como a ustedes, muchachos, educación media, estudiantes como ustedes, muchachos, de la base de la educación superior.

Nuevamente muchísimas gracias a esta plataforma juvenil por brindarnos este espacio, es bastante emotivo compartir con juventudes hermanas de América Latina y en este caso, una juventud que está de la mano siempre con la venezolana por una historia compartida y común.

Voy a iniciar porque veo que están estrictísimo con el tiempo. Vamos a traerles la experiencia pública que ha tenido Venezuela sobre todo a partir de 1999 con la llegada de la revolución bolivariana.

Quiero decir nuevamente, los procesos de políticas públicas construidas por la juventud acompañada de la revolución bolivariana, por el liderazgo de un presidente histórico Hugo Chávez, ha sido de bastante luz y de bastante sacrificio.

Nosotros fuimos o somos los herederos y también de mártires de la cuarta república, en un período histórico nefasto, donde la juventud era invisibilizada, sobre todo parece que nos cayó como anillo al dedo que sean ustedes jóvenes, estudiantes, los que están hoy aquí y nos acompañen para mostrar, para visibilizar.

Sabemos que por ejemplo Venezuela, he visto los medios nacionales (colombianos), estos días que he estado acá y es un tema de bastante debate, es bueno que tengan también una voz alternativa de la juventud venezolana, de la juventud que quiere mostrar cómo han sido sus procesos históricos.

Venezuela, en este período histórico de la cuarta república, consiste en cuarenta años exactos, 1958 – 1998; cabe destacar que Venezuela fue el primer país latino caribeño en tener un ministerio para la juventud. Es decir, buscaron la forma de la institucionalidad del Estado de conocer a la juventud. Pero, no solamente fue eso, si no que se quedó en aspectos burocráticos, inefectivos e ineficientes para la atención integral a la juventud venezolana y le vamos a demostrar por qué.

Los porcentajes de ruptura educacional sin retorno en este período, sobre todo en los años 90s, fueron los siguientes: El 96 por ciento de los jóvenes culminaban la educación primaria. Hasta allí, una cifra bastante aceptable.

Según los estudios del ministerio de educación de Venezuela en 1994, una institucionalidad que correspondía a los intereses de los gobiernos de la cuarta república, considera que el 60 por ciento de los jóvenes se separaban de la secundaria. Es decir, solamente el 40 por ciento se graduaba en la secundaria. Y no solamente eso, solo uno de cada 24 jóvenes en general, egresaba de una universidad. Pero, peor aún: Solo uno de cada 40 jóvenes pobres egresaba de la universidad.

Eso demuestra, segregación en materia educativa y nivel de exclusión y como si esto no fuera suficiente, en los mismos años 90s, se promulgó una ley, la ley se llamaba: “Ley de vagos y maleantes”, era una ley en donde se criminalizaba al joven, en qué sentido. Si usted señor joven, si usted señorita jovencita, no trabajaba o no estudiaba o no hacía ambas, usted era señalado como una persona vaga o maleante, por lo cual se le imponía penas de prisión o penas pecuniarias. Es decir, la criminalización de la juventud. Era un sistema totalmente excluyente.

Ahora miremos en un contexto actual. Es a partir de 1999 con la llegada del comandante Hugo Chávez Frías, a través de un proceso democrático. Fíjense: La primera acción del gobierno del comandante Chávez, que fue en su línea de elección, en su oferta electoral, una constituyente para reformar el Estado, para reformar o para cambiar, crear nueva legislación, nueva institucionalidad que atendiera integralmente la gran deuda histórica acumulada a hacia el pueblo venezolano por 40 años de política neoliberal.

En ese sentido, como bien lo decía Maury (cubano), no solamente Latinoamérica, Venezuela también tiene un bono demográfico y según nuestro instituto nacional de estadística, para el último estudio nacional que se hizo en 2011, arrojó que la población de 15 a 29 años era de 27 por ciento y también de 30 a 35 años, un 25 por ciento. En pocas palabras: Venezuela tiene una edad promedio de 27 años. Es decir, un país bastante joven, un país donde la gran mayoría de su población es joven, por lo cual el Estado debe enseñar la política pública en función de su desarrollo nacional a través de la juventud.

La tasa de crecimiento de crecimiento de 1, 6 por ciento y los cálculos para el período 2020 – 2025, lo citan en una 1 por ciento. Es decir que nosotros tenemos una proyección que vamos a duplicar la población para para el 2057, con un total de 54 millones de habitantes.

Ahora, contextualizamos el fenómeno: El comandante Chávez no buscó a un grupo de expertos en políticas públicas, solamente para redactar cuáles iban a ser los estatutos para el futuro de la juventud. Le dijo a la juventud: “Vénganse muchachos a construir conmigo la nueva institucionalidad, la nueva legislación y las nuevas políticas públicas para el reconocimiento verdadero de la juventud, para el conocimiento efectivo del desarrollo integral de la juventud.

En ese sentido, nosotros utilizamos un instrumento, tuve la oportunidad de pertenecer en el año 2013 al ministerio de la juventud y creamos una encuesta desde ese ministerio de jóvenes desde la institucionalidad no para burocratizarnos sino para transformar la realidad social de nuestro país. Una encuesta nacional donde hicimos una prueba a 10 mil jóvenes con 163 preguntas para caracterizar qué quiere la juventud, qué potencialidades tiene la juventud, qué aspiraciones tiene la juventud.

Uno de los aspectos más importantes que quiero resaltar en materia educativa: Actualmente están estudiando el 79 por ciento de los jóvenes entre los 15 y 24 años que son un total de 4. 094.000 para este año, que el 67 por ciento también de esos estudiantes están en instituciones públicas; solamente la revolución bolivariana apreturó 33 universidades públicas, no está de más decirlo.

También el 90 por ciento de los jóvenes estudian creen que su formación les ofrecerá muchas o bastantes oportunidades para crecer para desarrollarse en sociedad. El 93 por ciento cree que mejorará su actual posición laboral, el 94 por ciento percibe que el papel de la juventud es muy importante para el desarrollo social y económico del país.

Ese fue uno de los aspectos más claves: La determinación y la conciencia de la juventud venezolana para ponerlas en función del desarrollo nacional y la materialización de nuestros intereses nacionales. El 60 por ciento también consideró que el mejor sistema es el Socialismo, el 21 por ciento se inclina por el capitalismo.

Un grupo de 20 a 24 años, se observa que el 46, 10 por ciento tiene un nivel de educación secundaria y el 29, 67 por ciento universitaria.

Uno de los mayores retos que me toca para hacer una síntesis mejor: Se trata de demostrar qué tipo de políticas públicas nacionales ha tenido mayor impacto, ya que estamos en un seminario dónde venimos a mostrar nuestras experiencias.

Es bastante difícil en una revolución socialista que su gran agenda social ha permeado también un conjunto de políticas públicas que han sido reconocidas incluso por los organismos multilaterales de derechos humanos.

El programa fundación musical, es un programa de orquestas, sinfónicas, coros juveniles, que ha llegado a todo el territorio nacional e internacional. Es un programa bastante conocido, programa donde también se visibiliza la formación integral del individuo a través de la cultura, la emancipación y el pensamiento crítico.

Este programa tiene 787 mil niños, niñas adolescentes y también otro ámbito de jóvenes que hay que destacar que la mayoría viene de zonas populares, también se distribuye en 1881 orquestas juveniles, infantiles y pre infantiles, 166 agrupaciones, 1389 coros y también hay que destacar 10 mil profesores en todo el territorio de la república que son 24 estados federados.

Este programa también beneficia a jóvenes con capacidades comprometidas o jóvenes con discapacidad, el programa también llega a los centros penitenciarios. No olivarnos de una juventud que lamentablemente por una u otra condición a través de un esquema todavía globalizado de criminalidad y capitalismo, pues bueno, la revolución llena estos espacios también para atender. También en los centros de formación y de atención hospitalaria.

También un gran plan que tiene Venezuela de 2002 – 2019, la proyección de 3 millones de viviendas para toda la población venezolana, pero el ejecutivo decidió que el 40 por ciento de estas viviendas, sobre todo reforzar esa política para este 2017 – 2018 y 2019, sea para la juventud y pareja joven. El 40 por ciento deben ser para las parejas jóvenes menores de 35 años y además, en otras categorías también la atención de jóvenes. Estamos hablando de una atención bastante integral y priorizada para algo neurálgico para el desarrollo del individuo en toda sociedad de tener su vivienda.

El programa jóvenes productivos, que quisiéramos desarrollar pero el tiempo apremia.

Este programa de este año que está causando bastante revuelo en mi país, estamos atravesando una profunda crisis económica que es derivado del internacional de la caída vertiginosa de los precios internacionales del petróleo, de los recursos minerales estratégicos y que nosotros hemos decidido reactivar el aparato productivo nacional a través de la fuerza juvenil, en un programa que consta de jóvenes entre 15 y 35 años de edad, y tenemos un reto que para diciembre de este año, hallamos activado 760 mil jóvenes en diversos trabajos sobre todo en el área productiva, reconociendo y priorizando a los jóvenes universitarios desocupados, a jóvenes escolarizados, no escolarizados, a madres solteras y también a jóvenes en situación de calle, para darle oportunidad a todos de acuerdo a las condiciones concretas.

En ese sentido, llego al punto que quería llegar, muchachos, sobre todo a los muchachos aquí de educación media, los muchachos de bachillerato, así le decimos en mi país, no sé si acá le dicen igual, en esto Venezuela ha tenido grandes, grandes logros en materia de educativa, tenemos 10.541.845 personas en un instituto nacional de estadística estudiando en una población de un total de 31 millones de personas.

Esto indica que también nosotros tenemos el 34 por ciento del país en aulas de clase. Es decir, jóvenes y no tanto jóvenes tienen la oportunidad de estudiar en todo el sistema de educación venezolana.

Y no solamente eso, a los jóvenes de educación media, nosotros les tenemos dos programas de atención integral, además de garantizar las instalaciones y la educación de calidad. Les garantizamos un programa de alimentación escolar, un programa dirigido a las escuelas públicas para que los niños, niñas, adolescentes, en general todos los jóvenes que hacen uso de un servicio público gratuito de calidad en materia educativa, tengan acceso a la alimentación en sus centros educativos para que aquellas personas que tienen limitaciones tengan también esa garantía de ir a estudiar bien alimentados.

También tenemos el programa Canaima que hemos entrega a 2017, 3 millones de computadoras gratuitamente a jóvenes de educación media para que se desarrollen en el campo de la ciencia, el conocimiento y tengan acceso a la información, a la internet, a todo lo que son los nuevos procesos de información a través de las nuevas tecnologías que hay ahora mismo en el mundo.

En ese sentido, la gran inversión social que ha habido en Venezuela supera con creces todas las expectativas que ha generado en el mundo en materia de reconocimiento a la juventud venezolana.

Y para ir concluyendo, nosotros en la juventud venezolana, los jóvenes, que casualmente ahorita fuimos llamados a un proceso constituyente y compañeros de educación media hoy son diputados, a dos menores de edad, jóvenes de la educación universitaria son diputados también por la convocatoria de la asamblea nacional constituyente, un capítulo especialmente para juventudes que fueron democráticamente electos para representar los intereses del estudiantado y plasmar una nueva constitución, los intereses colectivos y todo lo que va a ser las políticas públicas para el reconocimiento de la juventud.

En ese sentido, nosotros siempre decimos: Nosotros no somos el futuro, como nos hacen ver a veces la estructura del poder tradicional, nosotros somos el presente y estamos en creación colectiva, porque la juventud inyecta pasión y desenfreno en todo proceso de desarrollo nacional. Crean ustedes muchachos, crean ustedes en su conciencia, sigan adelante y que viva la patria grande, que viva la juventud, que viva América, que viva la juventud colombiana. Sigan adelante con el proceso de creación colectiva de políticas públicas y muchísimas gracias a los que nos invitaron. (Sonoros aplausos).

Anuncios