Colombia amanece hoy con su mayor guerrilla totalmente desarmada

Bogotá, 27 jun (PL) Colombia amanece hoy, después de más de medio siglo, con su mayor guerrilla totalmente desarmada, acontecimiento que será celebrado en un acto simbólico, en el cual las FARC-EP dejará de ser un movimiento rebelde.

El trascendental acontecimiento tendrá lugar en la zona veredal transitoria del municipio de Mesetas, suroriental departamento de Meta, a donde acudirán el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el líder guerrillero, Timoleón Jiménez, alias Timochenko.

El acto esta previsto para realizarse en horas del mediodía y en el estarán presentes los miembros del Secretariado de las FARC-EP, otras autoridades del gobierno, de la misión de la ONU, la Cruz Roja Internacional y el mecanismo tripartito de verificación del cumplimiento de los acuerdos de paz, además de unos 700 insurgentes.

La actividad de pleno simbolismo sucede a la declaración de Naciones Unidas de la víspera, que dio parte de la entrega de los últimos fusiles del parque de siete mil 132 armas pertenecientes a los excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Anoche el presidente Santos escribió en su cuenta Twitter: La #Dejación De Armas representa el inicio de una nueva Colombia que avanza hacia la paz. Agradezco a @Mision ONU en Colombia por su apoyo y su labor.

En la propia red social también anoto: Ganó la razón, ganó la vida. Las FARC terminaron el proceso de #Dejación De Armas, así se logró: #Viva La Vida.

Por el mismo conducto el comandante Timochenko, quien ya se encuentra en el campamento transitorio de la insurgencia en la vereda de Buenavista, comento: Acabo de arribar a Mesetas, se siente gran emoción y mucha expectativa.

En las tres últimas semanas el grupo rebelde había depuesto el 60 por ciento de su arsenal, en dos entregas de armas a la ONU de un 30 por ciento cada una. Este último lunes, feriado en Colombia, completó en una semana el 40 por ciento restantes de entrega de su pertrecho militar al organismo internacional.

La misión de Naciones Unidas informó que esas armas quedaron depositadas en sus contenedores, preparados especialmente para ese almacenaje, en cada una de las 26 zonas verdales, los que serán recogidos de los campamentos el 1 de julio, para demolerlos y edificar tres monumentos con ese material en La Habana, Bogotá y Nueva York, sede de la ONU.

Estos últimos pasos en torno a la deposición del armamento guerrillero estuvieron precedidos por casi cuatro años de diálogos de las FARC-EP y el gobierno colombiano en la capital cubana, donde se logró a finales de 2016 el acuerdo de paz que puso fin a más de 50 años de conflicto armado interno.

agp/fa

Anuncios