Tecnología wifi instalada en finca campesina granmense da resultados

Wifi-Finca


La provincia de Granma es piloto en la implementación de los programas de informatización en Cuba. Uno de los proyectos es la conexión a internet en fincas campesinas.

El ingeniero agrónomo granmense Ricardo Serrano es uno de los campesinos cubanos beneficiados con la conexión a Internet. Su finca La Victoria fue escogida para la implementación del programa de informatización en busca de mejoras continuas en la agricultura de la isla.

“Llevamos alrededor de dos meses con este trabajo montado en la finca. Se nos vendieron cuatro computadoras y se nos conectó al satélite para tener internet. Y teniendo en cuenta que la Revolución me haya graduado a uno de mis hijos como ingeniero informático, esto es complemento de la idea que se quiere con la finca”, explica emocionado Ricardo Serrano.

La instalación de la tecnología wifi le permite mantenerse actualizado con lo que sucede en el sector en el mundo, compartir sus propios resultados, y compararse con quienes como él se han dedicado a la producción de semillas de frutales, y cultivos proteicos para la alimentación de la ganadería.

“Lo otro que es de mucho valor, que de hecho existía, pero no de esta forma, es el vínculo con todos los institutos de investigaciones del país, y que te permite facilitar todos los procesos de comercialización. Aquí hay vinculados once estudiantes de la Universidad de Granma que le ven la parte más bella a la carrera de agronomía a través del uso de la tecnología, y no les queda sólo la imagen del trabajo duro, al sol…”,

Desde aquí colabora en las tesis de los estudiantes de la Universidad de Granma, diseña junto a ellos el sistema contable de la finca, y certifica también sus propios resultados.

“Toda esa parte de la socialización, de la producción, de los vínculos y las variedades, de la bio-diversificación y muchos conceptos nuevos de la agricultura en el mundo que aquí lo pueden llevar a vías de hecho.

“Vamos a estar validando una tecnología en el cultivo de la fruta bomba que hoy tiene los mayores rendimientos del país, unos 200 toneladas por hectárea, y hay un estudiante de quinto año trabajando por dentro esa tecnología y viendo en internet los mejores resultados, porque esa fruta bomba es cubana, y hay que hacerla cada día más cubana”, explica.

El propio Comandante en Jefe Fidel Castro puso en él toda su confianza, tras conocer de su consagración al trabajo y sus resultados científico- técnicos.

“Un programa bien intencionado que no ha parado. Se ha mantenido todo ese legado del Comandante. Y cada día se está enriqueciendo, porque ahora además de la moringa y la morera se ha incorporado la titonia, y se ve el incremento de los resultados en la producción de carne y leche.

“Ya él me llamaba lo mismo a las nueve de la mañana que a las tres de la tarde que a las diez de la noche, y siempre preocupado por la alimentación del pueblo, y ver cómo él podría salvar la ganadería, ver las experiencias que podían aplicarse. Fidel hablaba conmigo de diversos temas y de la maquinaria…él tenía en su centro cómo podía hacer aportes, que de hecho los hizo, para desarrollar las especies de la ganadería en función de sustituir importaciones de pienso y otras cosas, con plantas proteicas”, comenta.

En unas 40 hectáreas Serrano mantiene más de 20 subprogramas de la agricultura urbana. Su nueva conexión con el mundo le permitirá socializar su trabajo científico, uno de ellos relacionado con 16 prácticas diferentes para la alimentación animal. El bayamés continúa generando ideas que lo distinguen entre los campesinos que más aportan al país.

ACERCA DEL AUTOR

Lizet Marquez Gómez-41Lizet Márquez Gómez
Licenciada en Periodismo (1995), Universidad de Oriente, Cuba. Trabaja como corresponsal en la provincia de Granma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Anuncios