Acusan a la CNN de conspirar contra la soberanía de Venezuela

ven-psuv-taniadiaz
Tania Díaz
Caracas, 17 feb (PL) La diputada a la Asamblea Nacional (AN) Tania Díaz, acusó hoy a la televisora CNN de liderar una propaganda mediática al servicio de la derecha internacional, que atenta contra la soberanía y estabilidad de Venezuela.

Detrás de la maniobra de guerra de CNN contra Venezuela están trasnacionales financieras interesadas en las reservas petroleras del país, las más grandes del mundo, que están bajo la administración soberana del Gobierno Bolivariano, aseguró en el programa La pauta de hoy, trasmitido por Venezolana de Televisión.

Utilizan a la CNN para intentar mellar la autonomía que el pueblo venezolano ejerce sobre el petróleo, cuya renta ya no va a manos de oligarcas porque se invierte en el desarrollo social y económico del país, comentó la periodista y política, representante del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Para Díaz, con la complicidad de la oposición, la derecha internacional quiere destruir el bienestar que el comandante Hugo Chávez (1954-2013) logró elevar con la Revolución Bolivariana, por medio de la imposición de la fuerza y actos de sabotaje a la economía de la nación suramericana.

La cadena de noticias, dijo, viola la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión y normativas internacionales, como la Convención Americana de Derechos Humanos, conocida como el Pacto de San José, que establece responsabilidades ulteriores en el ejercicio de la libertad de expresión.

Así, respaldó el proceso administrativo sancionatorio abierto por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) contra CNN, que ofició como denunciante de una supuesta red de tráfico y venta de pasaportes, con la cual se vincula sin ningún tipo de pruebas al vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami.

La medida de Conatel es una acción soberana en defensa del país, porque por campañas mediáticas parecidas, basadas en descalificaciones políticas y financieras, sin elementos veraces, Occidente armó guerras, por ejemplo, contra los pueblos de Siria y Libia, condenando a sus pueblos a la miseria y la ignominia, consideró.

Nuestro pueblo quiere paz y debe estar alerta ante estos nuevos elementos que atacan nuestra vida cotidiana, nuestra economía, nuestra supervivencia como nación libre y soberana, concluyó.

mem/raj

Anuncios