Oposición en Venezuela teme reacción de sectores radicales

josevicenterangel

Caracas, 29 ene (PL) El periodista José Vicente Rangel consideró hoy que la oposición mantiene una actitud vacilante y timorata respecto al diálogo político con el gobierno de Venezuela, por miedo a la reacción de extremistas de la derecha nacional e internacional.

Según opinó, la negociación Gobierno-oposición por el orden democrático y desarrollo económico de Venezuela no funciona por culpa de los actores políticos de la derecha, ‘que si se vuelven a sentar, perderán el apoyo de sus militantes y políticos más radicales’.

La MUD (Mesa de la Unidad Democrática, coalición de partidos opositores) rehúye al diálogo promovido por el ejecutivo por temor a sectores extremistas que ambicionan el poder para imponer sus leyes y expoliar las riquezas del país, reiteró en el programa José Vicente Hoy, trasmitido por la cadena privada Televen.

En la MUD, dijo, el mando lo detentan los sectores violentos, apoyados y respaldados por el gobierno estadounidense y por la Conferencia Episcopal Venezolana, que llega a disentir abiertamente del papa Francisco, quien acompaña el proceso de diálogo en el país.

Para el también exvicepresidente venezolano, los opositores carecen de argumentos tangibles para negarse a dialogar con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, pero persisten en una posición que boicotea el proceso pacificador reclamado por todo el pueblo.

Dicen que no hay condiciones para dialogar, cuando el Ejecutivo muestra siempre su intención de sentarse en la mesa de negociaciones; y a un proceso de ese tipo se asiste precisamente para establecer los términos de debate, señaló.

Asimismo, criticó a las organizaciones adversas a la Revolución bolivariana por pretender resultados perceptibles a corto plazo, como si el diálogo iniciado el 30 de octubre de 2016 no fuera un proceso entre fuerzas políticas ciento por ciento opuestas, que necesita tiempo para viabilizar soluciones consensuadas.

Es de ilusos, indicó, creer que se trata de una negociación fácil, de la cual puedan emanar resultados de manera inmediata.

Por otra parte, el también abogado señaló que hay diferencias dentro de la MUD entre quienes intentan destituir al presidente de la República por cualquier medio y una minoría con intenciones de articular proyectos para ayudar a solventar los problemas económicos de la nación.

Acaso se requiere que los venezolanos nos matemos para legitimar el diálogo como único camino para construir un mejor país, cuestionó.

La alternativa garante de la paz, estabilidad y pleno funcionamiento de las instituciones en el país es el diálogo, y cualquier otro camino es un riesgo incalculable para Venezuela y la región, acotó el analista político.

Y una expresión de ello es que tiene el respaldo del pueblo, el Papa Francisco, la Unión de Naciones Suramericanas, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos y otros organismos internacionales, afirmó.

ro/raj

Anuncios