Franceses votan para decidir candidato socialista a presidenciales

benoithamon-manuelvalls


París, 29 ene (PL) Los políticos socialistas Benoit Hamon y Manuel Valls se enfrentan hoy en la segunda vuelta de las primarias de izquierda de Francia para definir el candidato a las venideras elecciones presidenciales.

Tras una breve campaña de poco más de un mes, los votantes de este domingo seleccionarán la apuesta del único partido galo todavía pendiente de definir su representante en los comicios de abril y mayo.

El socialista ganador de la jornada se medirá en las presidenciales con el candidato conservador François Fillon, la ultraderechista Marine Le Pen, el izquierdista Jean-Luc Melenchon, el centrista Emmanuel Macron y el ecologista Yannick Jadot.

Para los sufragios de hoy, Hamon llega como favorito tras imponerse en la primera vuelta con 36 por ciento, frente al 31 del ex primer ministro.

Pese a que durante meses Valls fue considerado el hombre fuerte de los socialistas, en los debates televisados el ex ministro de Educación comenzó a ganar el respaldo del público y finalmente logró superar a su rival.

En el último encuentro televisado, realizado esta semana, los candidatos mostraron las numerosas diferencias entre ambos con un Valls que representa el conservadurismo del Partido Socialista, y un Hamon perteneciente al ala más izquierdista.

La ley del Trabajo aprobada de forma forzada hace algunos meses por el gobierno de Valls en su periodo de primer ministro, volvió a ser blanco de críticas de Hamon, quien reiteró su postura contraria a la normativa que fue rechazada por la mayoría de la población.

Al respecto, el ex ministro de Educación ratificó que su programa de Gobierno incluye la derogación de la ley por considerarla un retroceso en materia de derechos laborales.

Por otro lado, Hamon explicó detalles sobre una de sus propuestas más controvertidas: el establecimiento de una renta básica universal dirigida a garantizar condiciones de vida dignas para toda la población.

Sobre el tema, argumentó que la iniciativa se aplicaría de forma progresiva, comenzando precisamente por los sectores más vulnerables.

De su lado, el ex primer ministro reiteró sus críticas al considerar que se trata de un proyecto imposible de financiar, así como una medida de desvalorización del trabajo.

Durante el debate los aspirantes expusieron sus prioridades: Valls prometió esforzarse por lograr la caída del desempleo y el descenso del déficit público, mientras Hamon reiteró que pondrá el acento en la transición energética y la revolución digital como motores para impulsar un nuevo modelo de desarrollo en Francia.

rc/lmg

Anuncios