El Cristo ciego, parábola fílmica sobre la realidad chilena

el-cristo-ciego


La Habana, 15 dic (PL) Para el cineasta chileno Christopher Murray, las realidades de su país subyacen en su más reciente largometraje El Cristo ciego, con el cual compite hoy en el 38 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Ambientado en el norte de la nación suramericana, la cinta resulta una exploración libre sobre la fe en una región dedicada esencialmente a la minería, un sector cargado de conflictos que, si acaso, aparece como referencia del contexto.

En El Cristo ciego, Michael, un joven mecánico, dice a sus vecinos haber vivido una revelación divina en el desierto y estos le tratan como loco, hasta que emprende un peregrinaje a pies descalzos para sanar a un amigo de la infancia con un milagro.

Sin embargo, el propio viaje llama la atención de la gente empobrecida por el abuso de las mineras, quienes, en cambio, lo ven cual Mesías capaz de aliviar la realidad del desierto chileno.

Murray insiste una y otra vez en entender la fe como condición interna y en cómo se conecta con vivencias particulares al tiempo que sirve de ventana a otros temas.

El también guionista significó a Prensa Latina que asume el cine como ejercicio creativo y abierto, lo cual permite a su vez hacer concesiones en el terreno, al punto de cambiar sustancialmente el curso de la película.

Para él no funciona ser transparente en la expresión de varias ideas, conceptos o juicios, sino que prefiere crear un mundo alegórico.

El Cristo ciego tiene ese tono de parábola que implica la construcción de un lenguaje particular, resuelto con determinados movimientos de cámara en función de la narración, según detalló.

Dentro de sus parámetros, el cine se trata también de encontrar el lugar para estar cómodo, esto en cuanto a modos de expresión, soluciones y proposiciones estéticas; y en esa búsqueda, las indagaciones sobre la fe y la religiosidad le resultan fascinantes.

Murray adelantó, a propósito, que se alejará durante un tiempo del cine para terminar sus estudios de Antropología Visual en la urbe británica de Manchester, tras lo cual se dedicará a un proyecto sobre la brujería en su país natal.

ymr/apc

Anuncios