El pueblo venezolano pujante en las calles de Caracas

ven-calles-paz


Por Luis Beaton

Caracas, 4 nov (PL) Un mar de pueblo congestionó hoy las principales arterias de la capital venezolana que dan acceso al Palacio de Miraflores para respaldar la política de diálogo del Gobierno, mientras la oposición quiere ganar tiempo.

Trabajadores del petróleo, del sector eléctrico, de programas sociales y de alimentación se dieron cita en plazas de Caracas para llegar a la sede del Gobierno, donde desde la víspera se concentraron multitudes provenientes de toda Venezuela a fin de manifestar su respaldo a la paz, al diálogo y al presidente Nicolás Maduro.

Diversidad de lemas acompañaban a los que avanzaban impetuosos y alegres ‘a dar la batalla’, pues según ellos ‘La patria no se vende, se defiende’ y no faltó el recuerdo del inolvidable comandante Hugo Chávez cuando muchos gritaban ÂíVolvió, volvió, el Comandante volvió!

Está presente (Chávez) en Avenida Urdaneta y Avenida Norte 4, donde dos grandes figuras inflables con su característico brazo izquierdo alzado parece inspirar a sus compatriotas a no cesar su apoyo a la Revolución.

Allí también están reflejadas sus palabras ‘No hay amor más grande que el que uno siente aquí en el pecho por una causa, por una patria, por una gente, por un pueblo, por la causa humana’.

Entre los que marchaban hacia el centro figuraban obreros, amas de casa, jóvenes, jubilados, empleados públicos, motoristas, quien opinaban en mayoría que ‘si el Gobierno logra resolver el problema del desabastecimiento alimenticio se acabó la oposición y muchos de quienes votaron en contra respaldarán ahora al Gobierno’.

No es culpa del gobierno esta crisis, es culpa de una economía distorsionada por años de mala gestión y vivir solo del petróleo, comprándolo todo afuera sin desarrollar la inversión para la producción interna, manifestó un jubilado en conversación con Prensa Latina.

Sin miramientos ni temores agregaba que la sociedad está polarizada pero, una gran mayoría apoya el dialogo, y si tuvieran que votar lo harían por Maduro, pues las alternativas no son mejores, sostuvo.

De ahí surge el creciente sentimiento de apoyo a las conversaciones en curso, en las cuales para algunos son esenciales lograr puntos de encuentro, incluso para sectores empresariales que ya se recienten de la guerra económica, entre ellos el Grupo Cisneros, que según algunas fuentes invertirá más de mil millones de dólares en el desarrollo petrolero.

Si la oposición no abandona ni torpedea las conversaciones pudiera consolidarse la paz, opinó al respecto el representante por el Gobierno en las mesas de diálogo Jorge Rodríguez.

Durante su programa semanal Política en el Diván, Rodríguez se congratuló de que en la megamarcha de ayer triunfara la paz ante la llamada violenta que hicieron sectores de la derecha para tomar las calles y causar desestabilización.

‘Hoy los que querían la violencia salieron derrotados y ganó el pueblo de Venezuela’, manifestó en transmisión de Venezolana de Televisión, un reflejo exacto de lo que pasó en las calles capitalinas donde con alegría y música los venezolanos defendieron el diálogo y la paz.

oda/lb

Redacción Canadá

Anuncios