Vicepresidente boliviano rechaza intromisión de EE.UU. en caso legal

alvaro-garcia-linera-291016
Álvaro García Linera

La Paz, 29 oct (PL) El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, aseguró que el líder derechista Samuel Doria Medina se hunde más con la misiva de la embajada estadounidense relacionada con un caso de corrupción en el cual se encuentra hoy implicado.

Han pasado 25 años del acontecimiento y aparece de contrabando un aval, eso lo hunde peor, yo creo que el Gobierno norteamericano debía quedarse callado y que no meta más la pata, argumentó García Linera en declaraciones a los medios.

El 13 de octubre, la Fiscalía General del Estado presentó ante el Tribunal Supremo de Justicia la imputación formal contra varias exautoridades por desvíos de recursos, entre ellos el excandidato presidencial Doria Medina.

A este último se le acusa de la presunta comisión de los delitos de Incumplimiento de Deberes, Contratos Lesivos al Estado y Conducta Antieconómica en el caso Formación de Capital en Áreas Secundarias (Focas).

Datos de la Fiscalía explican que se trata del contrato de préstamo del 8 de octubre de 1992 y la adenda de 21 de junio de 1993 -autorizadas por el Ministerio de Planeamiento y Coordinación- para la creación de microempresas y que habrían sido desviados a usos privados.

La misiva de la embajada de Estados Unidos señala que ‘fue un requisito de nuestro Gobierno para la condonación de la deuda del proyecto Focas, la transferencia de esos recursos a una fundación privada sin fines de lucro, en este caso a la Fundación para la Producción (Funda-Pro)’.

Agrega el documento que dicho traspaso, asumido por Doria Medina, en su calidad de ministro de Planeamiento en 1992, ‘resultó de beneficio para Bolivia’.

El líder de la opositora Unidad Nacional afirmó que el préstamo de 21 millones se debió a una ‘condición’ de Estados Unidos para la condonación de una deuda que mantenía Bolivia por un valor de 383 millones de dólares.

Sin embargo, el presidente de la comisión que investigó el caso y diputado, Javier Zavaleta, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), sostiene que ‘en el documento de condonación de la deuda no hay condicionamiento de Estados Unidos para entregar dinero a una institución privada’.

La Fiscalía, por su parte, rechazó que el opositor presente la carta de la embajada estadounidense como una prueba de descargo, debido a que no fue obtenida por la vía regular, a través de la Cancillería.

Consideró esa instancia que Doria Medina tiene la ‘suficiente influencia’ para acudir directamente a la representación diplomática y solicitar esa información, saltando procedimientos.

La obtención del documento, de acuerdo con los investigadores, apoya la hipótesis de que el imputado ‘puede impedir la averiguación de la verdad, peligro procesal de obstaculización’, aspecto que justifica el pedido de detención preventiva en una cárcel.

Yo le digo al señor (Samuel) Doria Medina que no siga metiendo la pata, que no siga enlodándose. En tiempos del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) y de ADN (Acción Democrática Nacionalista), una palabra de la embajada (estadounidense) era como si Dios hubiera hablado, remarcó el vicemandatario.

No señores, Dios está en su lugar y la embajada de los Estados Unidos en su lugar, precisó el vicejefe de Estado, al tiempo que exigió al país norteño respetar la legislación boliviana.

arc/lr

Redacción Canadá

Anuncios