Lula fue tratado como enemigo de Estado, sostiene jurista

lula-160916
Luiz Inácio Lula da Silva

Brasilia, 16 sep (PL) Fiscales de la operación anticorrupción Lava Jato trataron al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva como un enemigo de Estado y no como un ser humano, sostuvo el profesor de Derecho Constitucional y abogado Pedro Estevan Serrano.

Es evidente que (los procuradores) trataron a Lula no como ser humano – en el sentido jurídico de la expresión – que cuenta con la protección de las leyes y de sus derechos fundamentales y políticos, sino como enemigo. Un ser sin derechos, remarcó.

Serrano formuló su apreciación en declaraciones al portal Vermelho, al valorar la actuación de los representantes del Ministerio Público Federal Deltan Dallagnol y Roberson Henrique Pozzobom, quienes convocaron a una conferencia de prensa para dar a conocer una denuncia contra Lula, sustentada en convicciones y no en pruebas.

Para Serrano, la acusación hecha por Dallagnol de que Lula encabezaba una organización criminal y era el ‘comandante máximo’ del esquema de corrupción en Petrobras identificado por Lava Jato sin presentar pruebas y sin aparecer en la denuncia, resulta aterradora.

La ley veda expresamente la actuación político-partidaria en el ejercicio de la función del Ministerio Público, recordó el jurista y puntualizó que esto no se limita solo a declarar su predilección por un partido, sino también a atacar a otro con el cual tiene discordancias, o a un líder político que no sea de su agrado.

Y Dallagnol hizo eso en un evento profesional: fue de sus convicciones políticas que surgió la afirmación de que Lula formaba parte de una organización criminal, manifestó.

La víspera, el expresidente y fundador del Partido de los Trabajadores (PT) respondió públicamente a las acusaciones de corrupción pasiva y lavado de dinero hechas por los fiscales de Lava Jato y lo hizo, según dijo, como ‘un ciudadano indignado con las cosas que están sucediendo en este país’.

Lula aseguró no sentirse desanimado, sino orgulloso de saber que lo persiguen por las cosas buenas que los gobiernos del PT hicieron por Brasil en los últimos 13 años.

Tengo la conciencia tranquila y mantengo un buen humor; una historia pública conocida y una vida política construida recorriendo Brasil todo, sostuvo el expresidente, quien pidió respeto para su familia y ser tratado con honestidad.

Rememoró etapas de su vida sindical; de la concepción y nacimiento del PT y el hecho inédito de, apenas 20 años después de fundado, ganar las elecciones presidenciales democráticamente.

Muchos apostaban al fracaso absoluto de los gobiernos petistas y si hubiera ocurrido así no habrían surgido tanto odio ni tanta ira contra el PT, afirmó.

Además de desarrollar con éxito políticas sociales de inclusión tuvimos ‘la petulancia’ de elegir y reelegir a una mujer (Dilma Rousseff) frente a sus ‘impecables candidatos’, expresó antes de referirse al proceso de impeachment que terminó con la casación, sin fundamentos, de su mandato.

Inventaron una mentira que tornaron verdad a los ojos de la opinión pública para, en una noche de hipocresía y vergüenza que Brasil nunca olvidará, admitir el impeachent que terminó con ‘un golpe tranquilo y pacífico’.

Ya casaron a Dilma, a (el ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo) Cunha, eligieron a (Michel) Temer por la vía indirecta y ahora quieren acabar con la vida política de Lula con un espectáculo de pirotecnia, observó.

lam/mpm

Redaccón Canadá

Anuncios