Vicepresidente acusa a la oposición de quebrantar la paz en Venezuela

aristobulo-isturiz
Aristóbulo Istúriz

Caracas, 11 sep (PL) El primer vicepresidente de Venezuela, Aristóbulo Istúriz, acusó hoy a sectores radicales de la derecha de persistir en sus intentos golpistas contra el Gobierno Bolivariano y quebrantar de manera continuada la estabilidad de la nación suramericana.

La paz triunfó sobre la beligerancia el 1 de septiembre, pero la agenda de violencia de la oposición y los planes para perpetrar un golpe de Estado continúan latente, declaró en una entrevista concedida al programa José Vicente Hoy, trasmitido cada domingo por Televen.

Así, se refirió al proceder de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y otros actores de la disidencia venezolana, con el propósito de crear caos e ingobernabilidad para propiciar el acceso a los poderes políticos de manera inconstitucional.

Un botón de muestra de ello fue la reciente frustración de los planes de los políticos Léster Toledo, Daniel Ceballos, Delson Guarate, Yon Goicochea y Carlos Melo, quienes el 7 de septiembre pretendían subvertir el orden y crear un conato de rebelión armada para favorecer un Golpe de Estado.

Ese día (1 de septiembre), ante la convocatoria de la MUD a la llamada Toma de Caracas, que en realidad escondía intenciones golpistas, la oposición quedó defraudada porque quería que sacar al presidente Nicolás Maduro de la presidencia, opinó.

Incluso, la etiqueta maldita mud, creada por sus propios simpatizantes, fue tendencia en la red social Twitter, porque se sintieron engañados y usados por el presidente de la Asamblea Nacional (de mayoría opositora), Henry Ramos Allup, y los líderes de la derecha.

En definitiva, el pueblo demostró que quiere paz para dirimir nuestros problemas de manera democrática e influyó de manera positiva en la oposición, en cuyas filas no todos quieren la violencia, señaló.

Tenemos, no obstante, que seguir movilizado en las calles y no dejar de gobernar junto al pueblo, acotó.

Para Istúriz, ‘ese es el mejor modo de defender los derechos de los venezolanos porque, la oposición no tiene interés en el diálogo político’.

Ellos no quieren sentarse a discutir, ni están en condiciones de dar ese paso democrático porque están muy divididos, con muchos egos en disputa y sin una agenda o política de trabajo que satisfaga a todas sus facciones, opinó.

Basta escuchar los chantajes, amenazas y condiciones que han puesto al llamado de Maduro para sentarse a una mesa de negociación, y nos daremos cuenta de cómo rechazan ese instrumento de la práctica política.

A propósito, destacó la gestión del grupo mediador de la Unión de Naciones Suramericana (Unasur), encabezado por el exjefe del gobierno español, José Rodríguez Zapatero, para instaurar una mesa de negociaciones.

Ha sido un esfuerzo espectacular, contrario a la posición abyecta y servil de la Organización de Estados Americanos (OEA), y sobre todo de su presidente Luis Almagro.

Por otra parte, Istúriz aseguró al abogado y periodista José Vicente Rangel, anfitrión del programa, que el Gobierno Bolivariano está en proceso de partirle la columna vertebral a la guerra económica ‘planteada por poderosos intereses dentro y fuera de Venezuela’.

Pasamos de la resistencia a la esperanza, un salto definitivo, aseveró.

El suministro se ha incrementado paulatinamente, tenemos ahora mayor cantidad de territorios sembrados, la Misión Abastecimiento Soberano y los Comité Locales de Abastecimiento crecen y mejoran su funcionamiento cada día, destacó.

De manera progresiva, será controlada la inflación y reduciremos las importaciones; tenemos materias primas como nunca antes en el año que nos garantizan un cuatrimestre (septiembre-diciembre) de despegue económico, añadió.

Esto también desespera a la oposición, dijo, porque ven la disposición popular a cooperar con iniciativas opuestas al neoliberalismo y enfocadas en construir un modelo que garantice, a la vez, prosperidad y protección de las conquistas de la Revolución Bolivariana.

Además, el dirigente fue enfático al declarar que en el país no hay confrontación de poderes, ‘hay un poder alzado (el Parlamento), que irrespeta a los demás poderes, que actúa como una fuerza paralela y no convive con respeto en el marco constitucional establecido’.

La Asamblea se burla de las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia, irrespeta al Ejecutivo, difama y ofende al Consejo Electoral Nacional, promueve la intervención e injerencia en su propia patria, aquí, ¿qué hubiera pasado en otro país en un caso parecido?, cuestionó.

Por último, criticó ‘la difamación mediática de es objeto Venezuela’, en virtud de ‘un programa de recolonización de América Latina, impulsada por las potencias imperiales occidentales’.

Con Chávez se cambió la correlación de fuerzas en Venezuela y en América Latina, incluso incidimos en el resto del mundo, y la reacción respondió con golpes como los de Honduras y Paraguay, o el más reciente en Brasil, explicó.

Y ahora vienen contra Venezuela para intentar dar el último golpe en esta guerra geoeconómica y geopolítica, pero responderemos con la unidad de Venezuela y el apoyo a todos los procesos revolucionarios del continente.

may/raj

Redaccón Canadá

Anuncios