Venezuela mantiene la paz, pese a intentos desestabilizadores

venezuela-bandera


Caracas, 3 sep (PL) Pese a los intentos de grupos opositores que pretendían desatar disturbios, Venezuela mantiene hoy un ambiente de paz mientras el Gobierno activa nuevos planes dirigidos a garantizar el bienestar del pueblo.

Según anunció el presidente venezolano, Nicolás Maduro, este 1 de septiembre comenzó una ofensiva integral para acabar con la guerra económica, la burocracia, la corrupción y la violencia.

‘Ya basta de sabotaje, de guerra económica, de guerra psicológica, de manipulación, de agresiones, ya basta de amenazas’, dijo el mandatario en una multitudinaria movilización en la Avenida Bolívar del centro de la capital, el pasado jueves.

Entre los planes, el ejecutivo prioriza una ofensiva económica con el fin de potenciar la Gran Misión Abastecimiento Soberano, encaminada a atender las necesidades de la población y conducir las políticas públicas para reactivar la economía nacional.

Además, Maduro llamó a mantener la paz, el diálogo, el respeto y la convivencia tranquila frente a los planes desestabilizadores.

Si algún día la derecha venezolana quiere sentarse a hablar civilizadamente, aquí estamos a la orden para dialogar con respeto, en apego a la Constitución y a la paz, aseveró.

Mientras millares se movilizaban en la Avenida Bolívar en apoyo al Gobierno, en el este de Caracas la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) también realizaba una manifestación para presionar por un referendo revocatorio este año.

Aunque los opositores indicaron su disposición de mantener un ambiente de paz, las autoridades detectaron algunos focos de violencia.

El ministro de Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, informó que los cuerpos de seguridad del país detuvieron un golpe de Estado planificado por la oposición y oculto tras su convocatoria a la denominada ‘Toma de Caracas’, del 1 de septiembre.

Cerca del Palacio de Miraflores, se localizó un campamento de paramilitares donde se incautaron armas y explosivos, detalló.

La acción preventiva del Gobierno desmanteló una masacre, pues esa ‘Toma de Caracas’ era la repetición del golpe de Estado de abril de 2002, destacó el titular.

Por su parte, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, también denunció los planes golpistas de la derecha, descubiertos por las autoridades de la nación.

Asimismo, reiteró la disposición del ejecutivo para entablar un diálogo con sectores de la oposición, en aras de consolidar la paz e impulsar la economía nacional.

Pero la MUD insiste en presionar al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que acelere los plazos del revocatorio, pese a los llamados de esa entidad a respetar los tiempos establecidos.

El secretario ejecutivo de esa coalición, Jesús Torrealba, anunció que el 7 de septiembre se apostarán frente a las sedes del CNE para exigir la realización del revocatorio en 2016.

edu/ifb

Redaccón Canadá
Anuncios