Destitución de Dilma Rousseff, mala noticia para el Mercosur

Dilma Rousseff
Dilma Rousseff

Buenos Aires, 2 sep (PL) La destitución de Dilma Rousseff en Brasil es hoy una mala noticia para el Mercosur, alertó Pablo Gentili, secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), con sede en Buenos Aires.

En esta coyuntura política en Sudamérica, el ratificado Michel Temer al frente del gobierno brasileño y Mauricio Macri encabezando el argentino, ‘competirán para ser la niña bonita de Estados Unidos y esto generará tensiones entre los países’, advirtió el académico.

De hecho, las autoridades de ambos países, más las de Paraguay están maniobrando contra Venezuela. Ya lograron boicotear que asumiera la presidencia rotativa del bloque regional y no se descarta que insistan incluso en su expulsión.

A juicio de Gentili, ‘Temer confirmado como presidente hasta 2018 tendrá grandes dificultades para garantizar la gobernabilidad de Brasil. Sabe que muchos de sus aliados van a tratar de desestabilizar su imagen’.

En declaraciones a Radio Futurock, el titular del Clacso estimó que el golpe político en Brasil perpetrado con la destitución de Dilma Rousseff y la intención de meter preso a Luiz Inacio Lula da Silva generó un fuerte cimbronazo en el Mercosur’.

Lo acontecido el miércoles ‘es la primera parte de la estrategia de restauración conservadora en Brasil. La segunda parte es destituir cualquier posibilidad de Lula de ser candidato’, advirtió Gentili en Futurock.

Al analizar el panorama latinoamericano, el académico consideró que ‘la derecha tiene hoy en América Latina un plan de destrucción, pero no uno de construcción’.

Por otro lado, la Mesa Nacional del partido Nuevo Encuentro expresó mediante un comunicado su ‘más fuerte repudio al golpe institucional llevado adelante en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff’.

Y alertó: ‘Las corporaciones empresarias, mediáticas, financieras y judiciales, a través de la derecha local toma pleno control del Estado, usurpado desde hace meses por Michel Temer, para consagrar la recuperación de privilegios ilegítimos de las minorías’.

Eso significa -añadió- ‘la destrucción del proceso de inclusión y distribución equitativa de la riqueza y el realineamiento de la República Federativa de Brasil a las necesidades de la principal potencia económica de Occidente’.

Otras organizaciones políticas, como el Movimiento Evita, el los partidos Comunista y Obrero por ejemplo, emitieron comunicados para condenar lo que consideran un golpe de la derecha contra el gobierno de Rousseff y que ahora se impulsa contra el de Venezuela.

arc/mh

Redaccón Canadá

Anuncios