Denuncia Rusia en ONU posible manipulación contra gobierno sirio

Vitali-Churkin


Moscú, 31 ago (PL) Existe la posibilidad de una falsificación de pruebas para acusar al gobierno sirio del empleo de armas químicas, denunció el representante permanente ruso en la ONU, Vitali Churkin, citado hoy por la prensa capitalina.

Churkin comentó la posibilidad de que la oposición o grupos armados en el Estado levantino, con ayuda desde el exterior, fabriquen pruebas para implicar a Damasco en al menos dos casos de uso de sustancias tóxicas.

Tenemos serias dudas sobre cómo se buscan los testigos o deslindan responsabilidades en el teatro de operaciones militares en Siria, incluida la fórmula de determinar los culpables por el empleo o no de la aviación en los hechos.

El diplomático ruso recordó, por ejemplo, que en la base aérea de Irlish, después de su ocupación por formaciones armadas opuestas al gobierno sirio, quedaron allí nueve helicópteros pertrechados, que pudieron ser utilizados por ellas.

Sin embargo, el informe conjunto de la ONU y la Organización de Prohibición de Armas Químicas considera poco probable que opositores o agrupaciones terroristas pudieran contar con conocimiento técnico para manipular las referidas naves, algo que Churkin puso muy en duda.

El representante ruso llamó a evitar los prejuicios y estereotipos para determinar las responsabilidades en el conflicto sirio, sobre todo, en los últimos tres años, después que Damasco aceptó eliminar su arsenal de armas químicas bajo inspección internacional.

Una propuesta de Rusia en ese sentido evitó una agresión preparada por Washington bajo el pretexto de eliminar en Siria las armas químicas en manos de las fuerzas armadas de ese país.

Las informaciones, presentadas en ocasiones de forma ambigua, de ninguna manera pueden ser una base para aplicar resoluciones del Consejo de Seguridad (CS) de la ONU contra Siria, estimó Churkin.

El documento final de la comisión conjunta deberá ser presentado ante el CS a mediados de septiembre próximo.

Rusia atendió a finales de 2015 al pedido del gobierno del presidente Bashar Al Assad, para apoyarlo en el combate contra agrupaciones terroristas como el Estado Islámico y el grupo Al Nusra.

ocs/to

Redaccón Canadá

Anuncios