Hermann Escarrá: No habrá revocatorio este año en Venezuela

Hermann-Escarra
Para este año no es posible connvocar un referendo contra el presidente Nicolás Maduro, puesto que no están dados los lapsos establecidos en la norma electoral: Hermann Escarrá, abogado constitucionalista de Venezuela.

Por: Rosa Miriam Elizalde

El revocatorio está en la Constitución venezolana, comenta el abogado constitucionalista Hermann Escarrá previo al diálogo que tiene lugar en la sede de Cubadebate, en una de esas tardes de julio que parecen cernidas con fuego. Recuerda que ese fue un procedimiento que ya se puso en práctica antes. ¿O es mentira lo ocurrido en el 2004 para intentar sacar a Hugo Chávez del poder?, se pregunta uno de los más prominentes expertos de la jurisprudencia venezolana, adentrándose en el tema que nos ocupará casi dos horas de conversación.

No ha terminado Escarrá de salir de Cuba, tras participar en un evento convocado por Casa de las Américas, y el tema siguen escalando en Venezuela. Ahora el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuncia que este lunes 1 de agosto se revisará el informe sobre la validación de las huellas dactilares de las personas que firmaron para apoyar la activación del Referendo revocatorio contra el Presidente Nicolás Maduro. Este es un paso necesario para que la oposición inicie la recogida de firmas del 20 por ciento de los inscritos en el registro electoral, que equivale a unas cuatro millones de personas, un requisito que al iniciarse activaría el proceso de referendo.

Sin embargo, tras declararse nuevas movilizaciones opositoras esta semana, el CNE advierte que “en caso de agresión o alteración del orden público, las actividades electorales serán suspendidas hasta que se restaure la tranquilidad y el orden”. Desde enero de este año, en que se instaló el Parlamento venezolano con mayoría opositora, la marea de acciones contra el gobierno bolivariano en general, y el Presidente Maduro en particular, no ha decaído un segundo, y quien no siga el día a día de la política venezolana puede perderse en un tiovivo de acontecimientos.

¿Cómo entender lo que esta pasando? ¿Por qué los que denostaban la Constitución ahora la defienden a rajatabla? ¿Qué posibilidades tienen las acciones parlamentarias contra Maduro? ¿Habrá revocatorio este año? Alejado de los extremos, Escarrá recurre a argumentos jurídicos para explicar los entresijos legales que atraviesan el debate en Venezuela, y que rara vez son explicados en su verdadero contexto.

Hermann-Escarra-2
Hermann Escarrá en Cubadebate. Foto: Embajada de Venezuela en Cuba

-Su país está sentado sobre las reservas fundamentales de petróleo del planeta. ¿Tiene eso que ver con lo que está ocurriendo hoy en Venezuela?

-Desde el año ‘45 en adelante -cuidado si no antes-, Venezuela concentró toda su energía, esfuerzo y riqueza en el recurso petrolero. Eso lo convirtió en un país monoproductor y, por lo tanto, muy vulnerable. Depende básicamente de las fluctuaciones del precio petrolero. Hace un año y pico se desinflaron los precios petroleros y llegó un momento en que estuvimos rozando los veinte dólares por barril.

Por otro lado, venía desarrollándose con el presidente Chávez y el presidente Maduro, también, un esfuerzo en lo social bastante grande. De hecho, recibimos muchos premios internacionales por proyectos como “Venezuela sin Analfabetismo”. La FAO le dio dos premios en materia de alimentación al gobierno bolivariano; también, en materia de cultura la UNESCO reconoció el avance del país.

En el ámbito de la salud hemos tenido un apoyo invalorable -en el tiempo será cada vez más invalorable-, del pueblo cubano, del gobierno cubano, del presidente Fidel Castro y también de Raúl Castro. “Barrio adentro” se adentró en Venezuela, no fue un programa en la superficie, sino al interior del pueblo, pues en los rincones quizás más inimaginables hay todavía centros de salud que en su inmensa mayoría tienen que ver con el apoyo de Cuba a Venezuela. De tal manera que íbamos en ese camino.

Hermann-Escarra-3
Hermann Escarrá: S la derecha se hubiera dedicado a impulsar la iniciativa desde enero de este año, en lugar de dedicarse a insultar al Gobierno y sus autoridades, la consulta se estaría preparando para celebrarse en el último trimestre de este año. Foto: Embajada de Venezuela en Cuba.

-Hay un momento de repliegue del proceso.

-Ocurre, lamentablemente, el fallecimiento del presidente Chávez, y poco después la enorme crisis petrolera. Eso trajo como consecuencia esa especie de contracción que genera una situación sumamente difícil para poder abarcar todas las necesidades y servicios. A eso debe sumarse una guerra económica, lo que llaman ahora guerra de cuarta generación -guerra asimétrica o guerra no convencional, según otros-, que consiste básicamente en acentuar las vulnerabilidades sociales y económicas derivadas de la crisis petrolera, por parte de la oposición y de aquellos gobiernos del mundo que quieren intervenir o tutelar a Venezuela, sobre todo en las formas imperialistas modernas.

Eso, a su vez, trajo como consecuencia una gran irritación, como es comprensible, de un sector muy importante de la población acostumbrado a un estado de cosas en materia de seguridad alimentaria, también en materia de medicina. Muchas proyectos que empiezan a paralizarse y el gobierno tiene que jerarquizar. Hay misiones sociales que no las ha detenido; de la misma manera, que nunca se ha retrasado en su deuda externa, y ha ido intentando, pues, sobrellevar esta crisis tan difícil.

-¿Y las consecuencias?

Eso tuvo una primera consecuencia en el orden político. Se pierde la mayoría en la Asamblea Nacional, la gana la oposición. A partir de ese momento ese grupo político se dedica a la desestabilización. De hecho, el Presidente de la Asamblea Nacional en su primer discurso en enero dijo: “Me doy seis meses para sacar al presidente Maduro del poder en la forma que sea”. No lo logró, porque el pasado 6 de julio se cumplieron esos seis meses. Si tuviera un poquito de vergüenza, ese día se hubiera disculpado con el pueblo de Venezuela y se hubiera retirado de la Asamblea Nacional. Fracasó su gran promesa, su compromiso.

-¿Que programa tiene la oposición en este minuto?

-Su único programa es sacar al presidente Maduro del gobierno y asumir el poder. No, no hay un programa ni una confrontación de programas de gestión o de políticas públicas en el ámbito económico, social, político. No, para nada. Lo único que expresan es sacar a Maduro a como dé lugar.

Hermann-Escarra-4
El referendo revocatorio no significa atentar contra la Constitución. Sin embargo, “por eso deben cumplirse los lapsos legales y constitucionales. Siempre en el marco de la Constitución, debe ser respetado y defendido”. Foto: Embajada de Venezuela en Cuba

-Se percibe una tensa calma en Venezuela, pero hay muchas señales de que la oposición sigue en zafarrancho de combate. En el ámbito legal, ¿qué estrategias han seguido? ¿Qué han logrado?

-Ahí presentaron varias propuestas que están en la Constitución, la primera de ellas es elimpeachment, como le ocurrió a Dilma Rousseff. Sólo que el procedimiento constitucional de Brasil es distinto al nuestro. Allá comenzó con una evaluación de la Cámara de Diputados, luego del Senado, y sólo al final necesitó la aprobación del Tribunal Federal brasileño. En el caso nuestro tiene que ir primero al Tribunal Supremo de Justicia, que desde el primer momento dijo: No.

La segunda propuesta que hicieron fue la del “abandono”. Ellos lo llaman “dejadez”. El abandono constitucional del cargo presupone, entre otras cosas, que el presidente no cumpla sus competencias y atribuciones como Jefe de Estado, como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, como administrador de la hacienda pública nacional. Pero eso hay que probarlo. Una cosa es decirlo y otra probarlo. Hay un procedimiento que se lleva también en el Tribunal Supremo de Justicia sólo después -a diferencia del Brasil- de que ocurre el debate parlamentario. Por lo tanto, esa propuesta también comenzó a desvanecerse. No la lograron.

Al final hacen una penúltima propuesta antes del revocatorio: “Vamos a la Enmienda”. Es decir, a una modificación parcial de la Constitución para reducir el mandato presidencial y así salir inmediatamente el presidente Maduro. La respuesta nuestra fue: “Bueno, de la misma manera que ustedes pueden presentar una enmienda para reducir el lapso constitucional del Presidente Maduro, el presidente Maduro puede presentar una enmienda para reducir el mandato constitucional de todos los parlamentarios y convocar a elecciones”. La oposición puso el grito en el cielo. Actuaron muy enloquecidamente. No hubo respuesta argumental, sino una locura general, fue una cosa frenética, desbordada. Pero esto frenó inmediatamente aquella idea opositora. Pasaron semanas creo y entonces alguien dijo: “Tengo la solución, el revocatorio”.

Hermann-Escarra-5
Hay un orden constitucional. Hay poderes establecidos. Hay normas. Foto: Embajada de Venezuela en Cuba

-La pregunta clave es si habrá revocatorio este año.

-No habrá revocatorio este año, se lo aseguro. El lapso para el revocatorio del presidente Chávez en el 2004 fue de 562 días. ¿Sabe como habríamos ido a un revocatorio este año?: si ellos lo hubieran presentado en enero. Habría dado tiempo, se habrían cumplido los lapsos constitucionales y jurídicos. Estaríamos haciendo el revocatorio en noviembre o en la primera semana de diciembre.

¿Cuál es la desesperación ahorita? Que no va a ser. Si el revocatorio fuera este año, quien sustituye al Presidente revocado es el Presidente de la Asamblea, y además, se reestructura todo el gobierno. Pero si es en enero del próximo año, es el Vicepresidente de la República quien sustituye al Presidente por el resto del período constitucional.

-¿Entonces sí existen posibilidades de que se produzca el referendo en enero de 2017?

-Hay grandes posibilidades de que eso ocurra en enero o febrero. Como máximo en los primeros días de febrero. Claro está, ya no resuelve desde el punto de vista de la oposición el tema de sustituir al gobierno. Lo único que harían es sustituir al presidente de la República, pero el gobierno bolivariano sigue igualito. Y además, el Presidente no queda inhabilitado. Puede ser nombrado Presidente del Consejo de Estado… Hay una serie de salidas en el marco de la Constitución, pero de ninguna manera movería al gobierno bolivariano.

-¿Está dando por supuesto que la oposición podría ganar?

Estamos dando por supuesto dos cosas: que lo ganen o no. Y por otro lado, que del lado bolivariano se presenten amparos constitucionales en los estados, o recursos de nulidad, o recursos de revisión. Porque si a alguien se le ocurre eso, entonces esta historia va para largo.

-Tal parecería que el Legislativo solo se ocupa en Venezuela del Referendo Revocatoria. ¿La Asamblea actual está legislando?

-Mal. Para colmo casi todas las leyes que han tratado de revocar se las han declarado institucionales.

-La oposición ha estado pidiendo la destitución de los magistrados del Tribunal Supremo. ¿Tiene posibilidades una acción como esta?

-No, ninguna.

-¿Por qué?

-Jurídica, ninguna. La única posibilidad, que tampoco existe, porque seamos honestos, ¿quiénes dan los golpes de estado en la América Latina? Los militares. Le puedo decir con toda responsabilidad y con conocimiento, no es algo teórico, que nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana está organizada, tiene un alto mando militar, con altos mandos militares en todos los estados…

-¿Está diciendo que la posibilidad para destituir a los magistrados tendría que ir de la mano de un golpe de estado?

Hermann-Escarra-6
A juicio de Escarrá no existen las condiciones para un revocatorio. Foto: Embajada de Venezuela en Cuba.

-Es la única vía alternativa, porque constitucionalmente no es posible destituir a los magistrados. Pero tampoco es posible el golpe de estado, porque la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es institucional, es democrática, es republicana, y es chavista, muy, muy hondamente chavista.

Como no pueden por la vía militar, han amenazado con remover a todos los magistrados con una nueva ley. Pero no pueden hacer nada. Tienen que esperar a que concluya el plazo para el que fueron elegidos los miembros del Tribunal. Las leyes, en general, para que sean aplicadas retroactivamente tienen que favorecer al débil jurídico. Es un principio universal. Usted legisló y si eso favorece al reo, entonces se aplica hacia atrás. Si usted logra algo que él no tenía, la ley se aplica hacia atrás también. Pero en los casos institucionales no sucede igual. La ley es hacia adelante.

La única forma prevista en la Constitución -no estoy hablando de leyes- de remover a los magistrados es que el poder ciudadano, mediante un procedimiento basado en el debido proceso y todas las garantías internacionales y nacionales, llegue y diga: “Ese magistrado o esos magistrados incurrieron en falta grave, y aquí está la prueba, y aquí está el pronunciamiento”. Solo en ese caso la Asamblea Nacional tomaría las decisiones. No han podido demostrar ninguna falta grave, sino todo lo contrario: el Tribunal Supremo de Justicia está intentando que los opositores en el Legislativo entren en razón y mantengan la estabilidad de la República.

-¿Se podrían adelantar elecciones de la Asamblea Nacional?

-Nuestra Constitución prevé la posibilidad de la disolución de la Asamblea, que en realidad quiere decir adelanto de elecciones. El Artículo 240 de la Constitución  contempla la remoción del vicepresidente ejecutivo. Pero tendría que producirse, en tres oportunidades dentro de un mismo período constitucional, la aprobación de mociones de censura. Es decir, eso solo cabría si la Asamblea aprobara tres mociones de censura seguidas al Vicepresidente ejecutivo. En ese caso se faculta al Presidente de la República para disolver la Asamblea Nacional.

En su locura, en su delirium tremens, en su paroxismo, es probable que se les ocurra colocarle tres votos de censura al Vicepresidente. Tenga la seguridad que en ese momento el presidente Maduro convocará a nuevas elecciones para el Parlamento. Porque además, han frustrado a la gente, les han dicho mentiras, en vez de legislar normalmente, cosa que requiere el país, de verdad.

-Existe la percepción, sobre todo si uno se lee la prensa internacional, de que hay una crisis de gobernabilidad en Venezuela. ¿Es una percepción que se corresponde con la realidad?

-Eso no es verdad. No hay ninguna crisis de gobernabilidad. Hay, sí, un conflicto entre la mayoría parlamentaria de la Asamblea Nacional y el poder ejecutivo, que comienza, además, por una distorsión de los conceptos. Nosotros somos un sistema presidencial. El Presidente Maduro no depende del Parlamento para hacer su trabajo. Te explico. En España, el presidente Rajoy ganó, pero él depende de la confianza del Parlamento. Es un sistema parlamentario. Nosotros no.

Nosotros tuvimos un Presidente -Rafael Caldera- que ganó con veintiocho mil votos y el Parlamento no cuestionó su legitimidad, porque es un sistema presidencial, algo que se olvida.

Cuando se habla de revocatorio, ¿a quién estamos revocando?, ¿a Maduro? No, se  está revocando al Presidente electo democráticamente, que también es Jefe de Estado, Comandante en Jefe de la Fuerzas Armada Nacional, la primera autoridad en materia de política exterior del país, y el que administra la hacienda pública nacional. Es jefe de Estado, jefe de gobierno y jefe de la administración pública, porque somos un sistema presidencial, como lo es el sistema norteamericano, como casi todos los de América Latina y el Caribe. De hecho, el Parlamento está subordinado al poder ejecutivo. El señor Henry Ramos Allup está subordinado al presidente Maduro constitucionalmente hablando, no al revés.

Lo que le quiero decir es que el presidente Maduro no  tiene que recibir órdenes del Parlamento, y por otro lado tampoco se ha producido la sustitución del sistema republicano. Tenemos gobernabilidad, procedimientos normales de los cinco poderes, que de acuerdo a la nueva Constitución es como está organizado el estado venezolano.

Hermann-Escarra-7

Hermann Escarrá es Doctor en Derecho. Catedrático de Derecho Constitucional en Universidades venezolanas y del exterior. Co-Redactor de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales y Co-Redactor de la Constitución venezolana de 1999. Colaboro en la redacción de la Carta Democrática Interamericana. Foto: Embajada de Venezuela en Cuba.

 


rosa-miriam-elizalde

ROSA MIRIAM ELIZALDE

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa


(Tomado de cubadebate.cu)

Redaccón Canadá

Anuncios