A partir de la Copa América de Fútbol…

La impunidad pasó a ser la ley (¡en todo!)

MARCOLUSSI“Pan y circo” decían los dirigentes del Imperio Romano. O sea: “Diversión barata para mantener tranquila a la chusma”. 2.500 años después las cosas no han cambiado mucho. ¡O nada! De gladiadores y leones hambrientos pasamos a inteligencia artificial y satélites geoestacionarios para transmitir señales digitales con que “¿seguir manteniendo tranquilo al populacho?”. Es duro, descarnado… ¡pero patéticamente real! Seguir leyendo

¿Qué es eso del arte popular?

marcolussiEl arte fue, históricamente, un producto destinado a pequeñas minorías, a las elites dueñas del poder y a iniciados. Con la llegada del capitalismo y su gran producción masificada, en el siglo XX también pasa a ser una mercadería más para consumir. Surge así el arte de masas, la producción artística en serie dedicada a la gran muchedumbre de consumidores. Pero aparece entonces la pregunta: ¿es eso verdaderamente arte popular? ¿Qué entender por tal? Seguir leyendo

Guatemala / Enriquecimiento lícito e ilícito: consideraciones necesarias

¿Solo en Guatemala?

marcolussiEn Guatemala, desde hace ya más de un mes se vive un clima de movilización social realmente rico, fresco, a todas luces revitalizador. La población –en principio clases medias citadinas, pero luego mucho más que eso: algunos sectores campesinos, trabajadores varios, estudiantes universitarios de distintas casas de estudios– han reaccionado a hechos de corrupción del gobierno que se han conocido en forma pública. Seguir leyendo

A propósito de Guatemala / Políticos profesionales: ¿son “enfermos”, o nos agarran de tontos?

marcolussiEstamos tan acostumbrados a la mentira “oficializada” de los llamados políticos profesionales que eso ya no nos sorprende. Es parte de la institucionalizada explotación y manipulación que campea en las relaciones de poder. “Construiremos un puente”, dijo exultante algún candidato en campaña; “pero…, aquí no hay río, doctor”, le indicaron por lo bajo. “Entonces… ¡construiremos un río!”. La mentira es parte sustancial de la profesión de “político”. Seguir leyendo